Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empleado de Gescartera obtuvo beneficios de seis veces lo invertido

Miguel Ángel Vicente González, un informático de Gescartera, reconoció ayer ante la juez Teresa Palacios que desde 1998 a 2001 obtuvo unos beneficios de 123 millones de pesetas (739.244 euros) en intereses devengados de un capital que no superaba los 21 millones de pesetas (126.212 euros), esto es más de seis veces lo invertido.

El informático, que había declarado como testigo el pasado 7 de febrero, lo hizo en esta ocasión en calidad de imputado, tras descubrir los peritos bancarios los beneficios obtenidos.

El imputado admitió que había retirado el dinero en cheques, a veces a su nombre, y a veces a nombre de terceros, como las sociedades a las que compró un piso para él y otro para su hermano. Estos inmuebles podrían ser embargados en un futuro próximo. También señaló que la agencia de valores le debe "veintitantos millones de pesetas", si bien esta supuesta reclamación económica de Miguel Ángel Vicente no figura en ningún lugar.

Fuentes jurídicas señalaron ayer que la defensa del principal implicado y propietario de Gescartera, Antonio Camacho, que continúa en prisión preventiva, ha solicitado una rebaja en la fianza que tiene fijada para obtener la libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2003