Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matas se atribuye "un cambio radical" en Baleares

Antes de cumplir cien días al frente del Gobierno de Baleares, el presidente Jaume Matas, del PP, afrontó ayer en el Parlamento, sin ánimo de "un ajuste de cuentas", dijo, el debate sobre la autonomía. Se atribuyó "un golpe de timón" para generar un "cambio radical" que abre la "esperanza en un futuro que supera angustia y crisis", ya que diagnosticó que la sociedad estaba "instalada en la depresión" tras cuatro años de mandato del pacto de izquierdas y nacionalista que encabezó Francesc Antich (PSOE).

Matas reclamó un modelo y un espíritu de "Baleares prósperas y sostenibles medioambientales; tolerantes y abiertas al mundo, hospitalarias y solidarias, de los principios y convicciones".

También reconoció que su estrategia se ha centrado hasta ahora en la política de gestos, en "una acción de orden moral" para reconstruir la esperanza. "En sólo tres meses, el clima ha cambiado, se han recuperado diálogos y se ha acabado con la satanización de todo un sector económico [turístico]".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2003