Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acebes omite en el Congreso el aumento de las muertes violentas

El ministro asegura que la criminalidad se ha reducido un 2,44%

El ministro del Interior, Ángel Acebes, aseguró ayer en el Congreso que la delincuencia, que experimentó un fuerte incremento en 2001 y se estabilizó al alza el año pasado, está "disminuyendo de manera importante" desde enero. En concreto, aseguró que el número de infracciones penales se redujo un 2,44% en los ocho primeros meses de este año. La oposición acogió con escepticismo estas cifras.

Acebes, que acudió a la Comisión de Interior del Congreso para dar cuenta de la aplicación del Plan de Lucha contra la Delincuencia, se presentó con unos datos que él mismo calificó de "globalmente positivos, sin triunfalismos". Aseguró que, entre enero y agosto, disminuyeron en un 7,57% los delitos graves, aunque aumentaron un 2,71% las faltas o delitos menores. El índice de criminalidad (la tasa de infracciones penales por cada 1.000 habitantes) fue de 32,33, frente a 33,14 del mismo periodo del año pasado. Por el contrario, la eficacia policial mejoró y las Fuerzas de Seguridad esclarecieron, por ejemplo, el 95% de los asesinatos y homicidios o de los delitos relacionados con el narcotráfico. "Hemos emprendido una curva descendente en la evolución de la delincuencia. Es el mejor de los indicadores de que estamos en el buen camino", concluyó como resumen.

Sin embargo, el ministro no aportó al Parlamento las estadísticas completas sobre la evolución de la delicuencia y se limitó a espigar algunos datos parciales. En concreto, dijo que los robos con violencia o intimidación han descendido un 11,31% o que los hurtos se han reducido un 3,3%, pero no reveló el número de homicidios, asesinatos, lesiones o violaciones, delitos de mayor gravedad que los anteriores.

A preguntas de EL PAÍS, un portavoz de Interior explicó que las agresiones con resultado de muerte han crecido por encima del 5%, igual que los casos de violencia doméstica, y alegó no disponer de información sobre lesiones. Dicho portavoz explicó que el aumento de los homicidios y asesinatos se localiza en Madrid, donde Interior contabiliza 79 muertes violentas (sin contar las causadas por miembros de las Fuerzas de Seguridad) frente a las 50 del año pasado. Si el ministro no dio estos datos en el Congreso, agregó, es porque la oposición no se los reclamó.

Lo cierto es que la oposición no dio credibilidad a la estadística del ministro, que el portavoz de IU, Felipe Alcaraz, calificó de "creativa". Victorino Mayoral, del PSOE, alegó que "lo correcto es juzgar por años completos" y recordó que la memoria de la Fiscalía General del Estado correspondiente a 2002 registra un incremento del 14% en los homicidios o del 10% en los delitos de carácter sexual. Acebes replicó que una cosa son las diligencias fiscales o judiciales y otra diferente las policiales.

Tampoco a la hora de abordar la siniestralidad en las carreteras fueron pacíficas las estadísticas. Acebes dijo que del 1 de enero al 30 de septiembre pasados se produjeron 3.020 fallecidos en accidente de tráfico, "la cifra más baja de los últimos siete años". La Dirección General de Tráficio, consultada por la Cadena SER, matizó que hasta el lunes se habían producido 3.096 muertes, seis más que el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2003