El CGPJ investiga a todo el personal del juzgado de Alcoi por la instrucción del crimen de Benifallim

La investigación que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha iniciado para esclarecer los motivos del retraso en la instrucción del triple crimen de Benifallim va a afectar a todo el personal del juzgado número uno de Alcoi, que desde 1999 hasta 2003 estuvo en contacto con el caso. El delegado del Consejo General del Poder Judicial en la Comunidad Valenciana, José Luis Requero, especificó ayer tras visitar el Palacio de Justicia y reunirse con los jueces de Alcoi, que las diligencias incoadas por el CGPJ no se limitan a los dos últimos jueces al cargo del caso, Javier Latorre y Natividad Navarro, sino que se investigará la posible responsabilidad en la dilación del caso de todos funcionarios, secretarios y jueces que han pasado por este juzgado desde agosto de 1999, cuando comenzó la instrucción.

Más información

La investigación se extenderá al funcionario del juzgado número 1 de Alcoi Carlos Pablo Ferrero Escribano que la Audiencia Provincial condenó a 3 años y 9 meses por delitos de falsedad, infidelidad en la custodia de documentos y tentativa de estafa. José Luis Requero reconoció que este caso, que se encuentra en manos del Tribunal Supremo -ha de resolver el recurso de apelación presentado por el acusado-, fue motivo de denuncia por parte de la anterior juez instructora, Natividad Navarro, que alertó al CGJP tras detectar las irregularidades cometidas por este funcionario. Requero añadió que el último juez que ha asumido el caso del triple crimen de Benifallim, Javier Latorre, vio complicada su labor al tener que reconstruir 400 expedientes que habían sido manipulados por este funcionario.

A la vista de estos hechos el delegado del CGPJ en la Comunidad Valenciana mantiene firme su sospecha sobre la posible implicación de este funcionario en el retraso de la instrucción, que desembocó en la excarcelación del único acusado.

El portavoz del CGPJ calificó esta excarcelación, que puso los juzgados de Alcoi en el punto de mira de toda España, como "una circunstancia anómala en una situación que se está normalizando", y trató de justificar la "cantidad de trabajo nada desdeñable" que sufren los juzgados de Alcoi con datos. Según explicó cada uno de los tres juzgado de primera instancia de Alcoi llegarán a final de este año habiendo tratado cerca de 900 casos civiles, una cifra que casi triplica los 380 que constituye la media.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de septiembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50