Los purpurados españoles

Los purpurados españoles. Aunque cardenal, del latín cardo, significa bisagra, la función del colegio de cardenales es puramente romana y fue instituida siglos después de que el cristianismo se convirtiera en una de las grandes religiones del planeta. Como entonces, el poder real en las iglesias locales lo tienen los obispos. Pero los cardenales disfrutan de una función principal: elegir de entre ellos al sucesor del papa muerto, aunque ni siquiera en eso las reglas están fijadas: Papa puede ser cualquier bautizado, a condición de que antes de sentarse en la silla pontifical acepte ser ordenado sacerdote y obispo.