Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC acusa a Homs de "ocultar información" sobre Eurobank

El consejero comparecerá el martes en el Parlamento catalán

El Partit dels Socialistas de Catalunya (PSC) acusó ayer al consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat, Francesc Homs, de "ocultar información" sobre toda la trama alrededor de Eurobank y sus mutuas, que detalló su auditor en octubre de 2001. Homs, que el jueves defendió a capa y espada la actuación de su departamento en el caso, anunció que comparecerá el próximo martes en la Cámara catalana.

Para los socialistas catalanes, cuya plana mayor en materia económica (Antoni Castells, responsable de Economía; Martí Carnicer, portavoz económico en el Parlament; la diputada Maite Costa, y el senador Arseni Gibert) compareció ayer ante los medios, no existe duda sobre las "responsabilidades políticas" del Gobierno catalán en la actuación supervisora del caso Eurobank. Las resumen dos aspectos: "fracaso" en la tutela de las mutuas y "ocultación de información".

La auditora Ernst & Young puso en conocimiento de la Generalitat en octubre de 2001 que el complejo entramado de 40 sociedades interpuestas entre Eurobank y sus mutuas permitían que el banco se alimentara de los recursos procedentes de los mutualistas y que Eduardo Pascual, presidente de Eurobank, se enriqueciera. El informe revela, por ejemplo, cómo una de las mutuas, Caja Hipotecaria, concedía préstamos a Pascual por su colaboración en actividades inmobiliarias (véase cuadro).

Castells y Carnicer sostienen que ha habido "negligencia política porque sabían [la Generalitat] lo que estaba pasando, pero no actuaron, lo que ha provocado graves perjuicios a los ahorradores".

El conseller de Economía, Francesc Homs, ha pedido comparecer ante la Diputación Permanente del Parlament el próximo martes día 30 para informar de las actuaciones que ha llevado a cabo. ERC espera que la información que aporte en su comparecencia sea "valiosa" e inédita, según manifestó ayer su secretario general, Josep Lluís Carod-Rovira; mientras que el presidente de ICV, Joan Saura, advirtió que pedirá la dimisión de Homs porque "nos ha engañado" y ha "actuado de mala fe".

Los derechos de los 7.500 mutualistas de Norton Life, Personal Life y Caja Hipotecaria Mutual no están preservados. Pero tal desamparo no tendría que haber existido si se hubiera cumplido la ley catalana de mutualidades de previsión social, de 1991, que contempla la creación de un servicio de refugio mutual para mantener las prestaciones en favor de los mutualistas de entidades liquidadas, según recordó ayer el PSC. Los socialistas, que proponen la "inmediata" creación de este fondo, exigieron también que una institución externa a la Generalitat y especializada en el sector financiero, audite la tutela que ha ejercido el Ejecutivo catalán sobre las tres mutuas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2003