Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300.000 alumnos de medias inician el curso sin conocer cómo serán evaluados

Los sindicatos reclaman una negociación a fondo del sector educativo

Un total de 299.424 alumnos de enseñanzas medias se reincorporan hoy a las aulas valencianas sin conocer los nuevos criterios de evaluación que vuelven al viejo método de las calificaciones numéricas, donde unas pocas décimas marcarán la diferencia entre un suspenso y un aprobado, condicionando por tanto la promoción de curso. Tampoco saben cómo será la opción recuperada de volver a los "exámenes de repesca", aún por diseñar.

Los sindicatos en bloque reclamaron al nuevo consejero Esteban González Pons la apertura inmediata de las "negociaciones" para abordar ya la organización de un curso que nace marcado por la entrada en vigor de la Ley Orgánica de la Calidad Educativa, de la que falta por desarrollar el cuerpo jurídico autonómico, en un escenario como el valenciano, donde la realidad se complica debido al déficit de institutos. Según las estimaciones realizadas ayer por la portavoz socialista de Educación, Ana Noguera, "un 34% de los alumnos de 1ª de ESO seguirá en colegios". "Tras el nombramiento del nuevo consejero y de su equipo, julio y agosto han estado repletos de declaraciones. Ha llegado el momento de que la consejería se ponga manos a la obra y conovoque todas las mesas de negociación", emplazó el STEPV, tras la celebración de la primera sesión del Consell Escolar Valencià, en la que se le recordó al nuevo consejero la larga lista de temas pendientes que comprometen la estabilidad laboral del profesorado y la planificación de los centros. En esa dirección, Fete-UGT planteó voluntad para cerrar los acuerdos básicos necesarios de cara al diseño de "un nuevo pacto por la Educación". CC OO insisitió en lo difícil que será "poner en marcha medidas de mejora de la calidad educativa, con un tercio de los alumnos de ESO en colegios" y cuando "el Gobierno valenciano deberá mostrarse muy en el desarrollo autonómico de los decretos, donde se fijará con precisión cómo queda el horario lectivo del valenciano o el de materias como Música, Informática o Francés", si quiere ser el "primero" en aplicar la LOCE.

De entrada, los problemas derivados de la anterior ley siguen, informa Eva Batalla. Los 150 niños del colegio San Marc de Beniarjó siguen sin clase desde el 8 de septiembre pasado debido. Y hoy, 350 alumnos del instituto Veles e Vents de Gandia, no podrán empezar las clases porque un grupo de seis menores, de entre 9 y 11 años, según la Policía Nacional, destrozaron las aulas prefabricadas donde iban a comenzar el curso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de septiembre de 2003