Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada de inmigrantes no afecta al nivel de conocimiento del catalán

El 94,6% de los residentes en Cataluña entienden la lengua

La inmigración no ha originado un retroceso en el conocimiento del catalán. En el año 2001, el 94,48% de las personas residentes en Cataluña entendían la lengua catalana, un porcentaje muy similar (tan sólo medio punto inferior) al que se registraba cinco años antes, pese a que durante este quinquenio la población de procedencia extranjera en Cataluña se triplicó, según los datos del último censo lingüístico.

El informe, que ayer presentó el consejero de Cultura, Jordi Vilajoana, revela que los niveles máximos de conocimiento del catalán se dan en las generaciones más jóvenes, aquellas que han "recibido de lleno los efectos de la escolarización en catalán".

El estudio, elaborado por el Instituto de Estadística de Cataluña, no refleja si el nivel de conocimiento del catalán alcanzado se traduce en un uso social aceptable del idioma. Varios sociolingüistas han alertado de un retroceso en la utilización de esta lengua, pero no existen datos objetivos que confirmen estas tesis. Jordi Vilajoana anunció ayer la presentación, en octubre, del primer estudio oficial que arrojará luz sobre este debate.

El trabajo presentado ayer revela que en números absolutos el conocimiento del idioma ha aumentado considerablemente en los últimos años. En cambio, en términos relativos entre 1996 y 2001 ha descendido, aunque ligeramente, no sólo el porcentaje de personas que entienden el catalán, sino también el de los que lo hablan. Ello es debido, según el director del Instituto de Estadística de Cataluña, Jordi Oliveres, al aumento de la inmigración que se produjo especialmente a partir del año 2000.

Lectura y escritura

Pero las habilidades más vinculadas a la escolarización (la lectura y la escritura) han experimentado un considerable aumento tanto en números relativos como absolutos. En 2001, el 74,35% de los residentes en Cataluña sabían leer el catalán, porcentaje situado dos puntos por encima del de 1996. El de personas capaces de escribir en lengua catalana subió cuatro puntos al pasar del 45,8% al 49,7%.

El director general de Política Lingüística de la Generalitat, Jordi Roigé, consideró que el elevado grado de conocimiento del catalán entre los jóvenes "asegura la pervivencia" de la lengua y destacó "el papel clave" que han desempeñado el modelo educativo y la política lingüística impulsada por la Generalitat.

El estudio pone de manifiesto que las diferencias territoriales según el nivel de conocimiento de la lengua se han ido reduciendo, gracias a la evolución "positiva" de comarcas como el Baix Llobregat y el Vallès Occidental. El porcentaje de personas que saben escribir el catalán en el área metropolitana de Barcelona ha aumentado un 3,35%, aunque ha disminuido muy levemente el nivel de comprensión de la lengua y la capacidad para hablarla.

Paralelamente, algunas comarcas que partían de niveles altos de conocimiento del catalán, como Osona, han registrado valores a la baja a causa de la imigración. Con todo, los niveles de comprensión del idioma superan el 90% en todas las comarcas catalanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de septiembre de 2003