Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK

España apoya el modelo de transición puesto en marcha por EE UU en Irak

La ministra de Asuntos Exteriores dice que no hay fecha para el regreso de las tropas españolas

La ministra española de Asuntos Exteriores reiteró ayer en Bagdad el compromiso de su Gobierno con el proceso de reconstrucción de Irak. Ana Palacio, que se entrevistó con el administrador civil estadounidense, Paul Bremer, defendió el modelo de la Convención europea para el proceso constitucional iraquí y dijo que los miembros del Consejo de Gobierno con los que almorzó se habían mostrado muy interesados en la experiencia del Estado de las autonomías. La jefa de la diplomacia se negó a poner fecha a la salida de las tropas españolas de Irak.

"Me llevo el sentimiento de que aquí hay que implicarse y me siento muy orgullosa de los españoles que están colaborando en esta tarea de reconstrucción", resumió la ministra Palacio al término de una apretada jornada de trabajo. "El Gobierno español mantiene su compromiso firme y a largo plazo con Irak", subrayó. La titular de Exteriores se hallaba en los jardines del hotel Al Rachid, por los que el pasado julio paseó en compañía del representante de la ONU Sergio Viera de Mello y el capitán de navío Manuel Martín Oar, muertos en el atentado contra la sede de la ONU. Antes de dirigirse a los periodistas tuvo unas palabras de recuerdo para ambos.

"Hablar con Bremer es siempre motivo de aprendizaje", manifestó Palacio al concluir su primera cita del día. En su opinión, el virrey estadounidense "tiene las ideas muy claras sobre la reconstrucción institucional que necesita Irak". "Hemos coincidido en la necesidad de que este país se reintegre en el más breve plazo de tiempo posible en la comunidad de naciones y recupere su soberanía", añadió. Más tarde, la ministra se declararía "esperanzada" sobre la evolución de la posguerra a tenor de las informaciones que había recibido, aunque no negó que la tarea que queda por hacer es enorme.

Palacio se mostró especialmente preocupada por el proceso constitucional. "Me parece muy peligroso tener que esperar a disponer de un cuerpo elegido para redactar la Constitución", explicó a los periodistas, "por eso he sugerido el modelo de la Convención europea como una fórmula con un objetivo muy concreto y un plazo de tiempo prefijado". "Por supuesto, el resultado deberá someterse a un referéndum", precisó. La ministra aseguró que Bremer se manifestó "muy interesado" por la idea.

Otra de las experiencias que Palacio está dispuesta a exportar a Irak es el modelo autonómico español. "He tenido una comida con varios miembros del Consejo de Gobierno y se han mostrado muy interesados por la experiencia española y el Estado de las autonomías; me han pedido la colaboración de expertos españoles en esa materia", anunció visiblemente satisfecha. En el almuerzo estuvieron presentes el actual presidente del Consejo, Ahmad Chalabi; su predecesor, Ibrahim Yafari; el próximo, Ayad Allawi, y los también miembros Akila al Hashimi, Raya Habib Juzai y Muwaffak al Rubaie.

A preguntas de los periodistas, Palacio, que hoy tiene previsto desplazarse hasta Base España, declaró que "las tropas españolas permanecerán en Irak el tiempo que sea necesario". "El Gobierno tiene un compromiso firme y será consecuente, pero no tiene intención de que estén aquí un día más de lo necesario", subrayó. También se esforzó por quitar hierro al hecho de que sea ella y no el titular de Defensa el primer miembro del Ejecutivo que visite a los militares españoles después de que hayan relevado a los estadounidenses en su zona de responsabilidad.

"El Gobierno es un órgano colegiado y mi misión está relacionada con una función del Gobierno", dijo la ministra, "si vengo como española iré a saludar a los hombres y mujeres que colaboran con el llamamiento de la ONU para la estabilización de Irak, igual que hoy me he encontrado con quienes trabajan en la reconstrucción". "El ministro Trillo ha venido y volverá", zanjó. A este respecto, el jefe de la Brigada Plus Ultra, general Alfredo Cardona, ha reiterado en los últimos días su malestar con los militares norteamericanos por el retraso en equipar a los contingentes centroamericanos de la brigada, lo que está retrasando que pueda asumir el mando en la provincia de Nayaf.

Palacio se entrevistó también con su homólogo iraquí, el kurdo Hoshiar Zibary, en el bombardeado edificio del Ministerio de Exteriores iraquí. Fue una primicia. Aunque Zibary ya ha mantenido contacto con otros ministros durante su reciente viaje a El Cairo, era la primera vez que recibía en su despacho oficial. A continuación, la ministra se reunió con el máximo responsable de Naciones Unidas en Irak, Kevin Kennedy, y más tarde con los miembros de la Agencia Española de Cooperación Internacional, representantes de ONG y funcionarios españoles de la Adminitración Provisional de la Coalición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de septiembre de 2003