Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MIGUEL SEBASTIÁN GASCÓN | Ponente del programa económico del PSOE

Un técnico independiente y polémico

El salto de Miguel Sebastián Gascón (Madrid, 1957) a la trastienda de la política vino precedido de un agrio enfrentamiento con el vicepresidente Rodrigo Rato. Fue un pulso que culminó con su salida del BBVA, del que hasta entonces era el director de su Servicio de Estudios. De ahí pasó, en apenas unas semanas, a formar parte del equipo de asesores del secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero.

El ponente del programa económico del PSOE se ha caracterizado por sus ideas independientes, que casi siempre ha expresado en público. Tiene un alto prestigio en el mundo económico por la valentía de sus análisis, lo que le costó bastantes disgustos en su etapa como cerebro gris de uno de los dos grandes bancos españoles.

La ruptura se produjo cuando Miguel Sebastián, durante una presentación de la revista Situación del BBVA que él dirigía, apoyó públicamente la propuesta de un tipo único para el IRPF. La idea había partido del responsable de Economía del PSOE, Jordi Sevilla, y Sebastián se limitó a señalar que, desde el punto de vista técnico, la opción era viable. La misma posición adoptó el que entonces era responsable del servicio de Estudios del otro gran banco, el SCH, Fernando Fernández.

Aquello desató las iras de Rato, quien acusó abiertamente a Miguel Sebastián de ser el muñidor de la propuesta socialista. Tanto Sebastián como Fernández habían incomodado en ocasiones anteriores al vicepresidente, sobre todo cuando tildaban las previsiones económicas oficiales de demasiado optimistas y por lo general acertaban. Ambos tuvieron que abandonar sus puestos en la banca y pasaron a ejercer la docencia, al tiempo que los servicios de estudios de los dos grandes bancos se cerraban a cal y canto hacia el exterior.

Sebastián remitió entonces (enero de 2003) una carta a sus colaboradores, unos 25 expertos del Servicio de Estudios del BBVA, en la que declaraba su intención de continuar haciendo el trabajo que le "gusta hacer, analizar de forma independiente y rigurosa la economía y los mercados financieros". Desde entonces se ha dedicado a su trabajo como profesor titular de Fundamentos Económicos y Análisis de la Universidad Complutense de Madrid.

Zapatero le lanzó un cable a los pocos días y él lo recogió más por afinidad personal que por militancia política. De hecho, Sebastián no tiene carné del PSOE, lo que le ha provocado algunos roces con el aparato del partido. A principios de este verano trascendió alguna rivalidad con el equipo económico de Zapatero, en especial, con Jordi Sevilla. Ambos han negado que, al menos hasta ahora, se hayan producido diferencias, más allá de las normales en un debate de ideas.

En sus artículos y conferencias Sebastián mantiene posiciones cercanas al liberalismo económico, en aspectos como las pensiones o los impuestos. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y doctor en Economía por la Universidad de Minnesota (EE UU). Trabajó en la dirección de Planificación del Ministerio de Economía y en el servicio de Estudios del Banco de España. Ha sido también director de Intermoney y de la revista Moneda y Crédito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 2003