_
_
_
_

Corea del Norte ve "inevitable" el refuerzo de su programa nuclear

Corea del Norte expresó ayer su convencimiento de que es "inevitable" reforzar el potencial nuclear del país para defender su soberanía, y calificó de "inútil" la reunión multipartita de Pekín en la que se intentó encontrar una solución a las aspiraciones nucleares del régimen comunista de Kim Jong Il, según declaraciones de un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores citadas por la agencia oficial norcoreana de noticias KCNA.

"La reunión [de Pekín] fue en vano, ya que fue demasiado lejos y constituyó un intento de desarmarnos", dijo el portavoz, que no fue identificado. "No tengo ningún interés ni expectativa en esas reuniones inútiles", agregó. El funcionario señaló también que el rechazo estadounidense a la oferta de poner fin a la crisis nuclear con contribuciones simultáneas por ambas partes "muestra que EE UU no tiene ninguna voluntad de mejorar sus relaciones" con el país comunista.

Más información
Corea del Norte aprueba la aceleración de su programa nuclear militar

Según se informó la noche del viernes, los delegados norcoreanos en la reunión multilateral propusieron dejar el programa nuclear y permitir las inspecciones de sus centros, pero, a la vez, exigieron a EE UU abandonar su política de hostilidad hacia Pyongyang con la firma de un acuerdo de no agresión.

Sin embargo, recalcó la versión oficial norcoreana de la reunión, EE UU no pidió sólo a Pyongyang el abandono, primero, del programa nuclear, sino también discutir sobre los misiles y las armas convencionales, además de los derechos humanos como condición para normalizar las relaciones entre ambos países. "Ésas son exigencias de ladrones, peores que pedir el abandono nuclear", concluyó el funcionario norcoreano.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_