Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La confianza de los consumidores de EE UU se desploma de forma inesperada y lleva el miedo a los mercados

La confianza de los consumidores en la marcha de la economía de Estados Unidos experimentó en julio una fuerte caída, afectada por la situación del mercado laboral, según informó ayer el ente de estudios económicos The Conference Board.

El índice de confianza bajó en julio hasta los 76,6 puntos, desde los 83,5 puntos de junio, cuando los analistas de Wall Street esperaban que el indicador subiera a los 85 puntos. En julio también bajó el índice de confianza en la situación futura de la economía de EE UU, desde los 96,4 puntos de junio a 86,4 puntos; y el indicador de confianza en la situación presente de la economía desde los 64,2 puntos de junio a los 61,9 puntos en julio.

"El aumento del desempleo y la sensación de que una mejora en el mercado laboral no es algo inminente han contribuido al menor optimismo de los consumidores este mes", señaló Lynn Franco, analista del Conference Board. "Es de esperar que las expectativas sobre la economía se mantengan débiles hasta que el mercado laboral comience a dar señales más favorables", agregó la economista.

El consumo de los estadounidenses supone dos tercios de la actividad económica del país, y de ahí la importancia del grado de confianza que se tenga en la economía. Los malos datos tuvieron un muy negativo efecto en Wall Street y también en los mercados europeos, que de París (-0,71%) a Londres (-0,35%), pasando por Madrid (-1,05%) notaron los efectos de las nalas noticias procedentes de EE UU.

La caída del nivel de confianza de los consumidores estadounidenses está en contradicción con los últimos datos económicos, que parecían dar cuenta de una mejora de la actividad. La semana pasada, por primera vez en más de cinco meses, se informó de que el número de estadounidenses que se acogieron al desempleo fueron menos de 400.000, lo que implica una estabilización del mercado laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2003