Las multas por vertidos al Segura ascienden a 3,2 millones en 4 años

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, ha incoado en lo que va de año 108 expedientes sancionadores por vertidos incontrolados que han afectado a la calidad de las aguas del río. Mientras, el importe de las sanciones impuestas, desde 1998 y hasta 2002, asciende a 3,22 millones, según informó ayer el Ministerio de Medio Ambiente.

En su reunión de ayer en Orihuela (La Vega Baja), el Consejo para la Recuperación Integral del Segura -órgano que aglutina a representantes de las distintas administraciones afectadas por los problemas de salubridad del río- acordó la ampliación de los trabajos de saneamiento y depuración de vertidos a los pequeños núcleos de población diseminados a lo largo de la vega baja y media del río. El objetivo es, según explicó Pascual Fernández, secretario de estado de Aguas y Costas, impedir que estos municipios utilicen "las acequias como alcantarillados de sus viviendas", informa Efe. Fernández manifestó que se actuará con contundencia contra los "irresponsables que vierten purines con nocturnidad y alevosía".

Según cifras aportadas por el ministerio, en los últimos siete años se ha pasado del 12% a más del 86% en el porcentaje de municipios que depuran en su totalidad los vertidos al río. "Las inversiones realizadas en el período 1997-2003 hacen que mejore la calidad del río, pero hay que seguir trabajando de manera coordinada, para conseguir la máxima calidad del río", señaló el secretario de estado. En los últimos siete años, las inversiones en depuración se han centrado en los municipios ribereños; y ahora las tareas se dirigirán hacia las viviendas, poblaciones y pequeños industrias diseminadas a lo largo de la cuenca, según adelantó el Ministerio de Medio Ambiente.

Inversión

Las inversiones medias anuales de las administraciones implicadas en la mejora de la calidad del Segura han superado los 30 millones de euros anuales. Esta cifra, según Medio Ambiente, dobla las inversiones medias realizadas en los años anteriores, con unos 12 millones de euros al año. Según el Gobierno, la vida piscícola, avifauna y anidación de palmípedos en las márgenes del río demuestran que los trabajos de saneamiento están permitiendo "mejorar" la calidad de las aguas del Segura. La Comunidad Valenciana y la murciana prevén la inversión, durante el período 2001-2008, de unos 250 millones de euros para ampliar las plantas en servicio y la mejora de los procesos de tratamiento. Al esfuerzo inversor hay que sumar una labor de concienciación, apuntó Pascual Fernández. Entre las medidas para la regeneración del río figuran el incremento de los análisis de aguas y los vertidos, mayor celo de la policía de aguas y la apertura de expedientes, esta última con mayor predicamento en los últimos años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS