El Supremo aclara a la Cámara vasca que su autonomía no es "soberanía"

La Sala Especial del Tribunal Supremo ha recordado al Parlamento vasco que la autonomía parlamentaria "no puede delimitar un terreno inmune a la Ley y al Derecho" y no equivale a "soberanía" y ha negado que la disolución de Socialista Abertzaleak (SA) afecte a las prerrogativas propias de la Cámara. Así se señala en el auto, notificado ayer, en el que la Sala desestima el incidente de nulidad presentado por el Parlamento vasco contra el auto de disolución del grupo Socialista Abertzaleak (SA), y en el que establece que la Cámara vasca carece de legitimación para su interposición, además de haber sido formulado fuera de plazo.

La Sala Especial se reunió el pasado jueves para estudiar las alegaciones presentadas por la Abogacía del Estado, la Fiscalía y Batasuna al incidente de nulidad en el que el Parlamento de Vitoria denunció "su indefensión" y solicitaba la reconsideración del auto en el que se especificaban las medidas que debía tomar para disolver el grupo de Socialista Abertzaleak.

La Sala Especial desestima también las alegaciones del Parlamento vasco en las que negaba la jurisdicción del Supremo para acordar la disolución de un grupo parlamentario y le acusaba de invasión ilegítima de sus prerrogativas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS