El británico Michael Nyman estrena 'Sangam' con músicos de India

La novena edición del festival La Mar de Músicas ha querido contribuir al conocimiento de la música de India, compleja y ajena a la armonía tonal, con una serie de conciertos que culminó con el estreno en España de Sangam-término hindi que significa punto de encuentro-. Esta vez ha sido el compositor inglés Michael Nyman, por encargo del Asian Music Circuit y el British Council, el responsable de tender puentes entre Oriente y Occidente.

Las referencias que el ciudadano occidental maneja sobre la música clásica india no distan demasiado de las que podía tener hace treinta años cuando se celebró el Concierto para Bangla Desh. Sonaba el sitar y arreciaron los aplausos: Ravi Shankar dio las gracias y expresó el deseo socarrón de que su concierto les gustara tanto como la afinación del instrumento.

Los planes finaciero-musicales del compositor británico Michael Nyman han servido al menos para conocer el canto khyal de los hermanos Misra, de la ciudad sagrada de Benarés, y disfrutar con la mandolina transgresora de U. Shrinivas en diálogo brillante con la tabla de Sanju Sahai. Nyman se empeñó en descafeinar el concierto que retransmitía en directo Radio 3: quienes acababan de leer el programa de mano estuvieron un buen rato preguntándose qué demonios ocurría. Simplemente, que el inglés había decidido arrancar con material de su repertorio y no hubo noticias de Sangam hasta media hora más tarde. En Compiling the colours, sus arreglos para las variaciones melódicas de la mandolina rara vez toman vuelo y la marca de Nyman al músico de Madrás es más férrea que la defensa de un equipo de fútbol italiano.

En los tres movimientos con los hermosos cantos espirituales de Rajan y Sajan Misra, y los dos hijos del primero, hay esa base minimalista de la que Nyman ha sacado petróleo, por lo que poco más hizo que usar a su banda a modo de armonio para ponerles un cojín de seda. Al final, los indios, a saludar ceremoniosamente con permiso de Nyman, y éste, a alimentar su ego tocando en solitario El piano.

La noche anterior, el británico de origen indio Nitin Sawhney presentó su nuevo disco, Human, inédito en España. Sahwney ensambla piezas -un poquito de soul, música clásica india, drum and bass, flamenco- con una habilidad encomiable. No hay puzzle sonoro que se le resista. Lástima que su entrega sobre un escenario se asemeje a la de un oficinista desganado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS