Entrevista:EL CONCIERTO | CHUCK D.

"Hacemos canciones para provocar"

La sala Jam de Bergara está aprovechando el verano, periodo en el que muchas salas de conciertos bajan la persiana ante el éxodo vacacional, para programar a primeras figuras de la música moderna. Si la semana pasada tocó allí el grupo brasileño Sepultura, renovador del metal, mañana le toca el turno a Public Enemy, probablemente la banda más influyente del movimiento hip hop. El conjunto estadounidense, capitaneado por Chuck D. y Flavor Flav desde 1982, presentará las canciones de su octavo álbum, Revolverlution.

Public Enemy vuelve a quejarse del deterioro de la sociedad en ocho temas nuevos, tres cortes grabados en vivo y cuatro remezclas realizadas por otros tantos fans que ganaron un concurso convocado en Internet. Y es que, 21 años después de comenzar a rapear, el grupo neoyorquino continúa sirviéndose de un peculiar humor y dejando claro su postura ante distintos asuntos sociales y políticos. Sirva de ejemplo Son of a Bush, el nada laudatorio tema que dedican al presidente de su país. No en vano a Public Enemy se les ha llamado los Sex Pistols negros por su capacidad para agitar conciencias con las proclamas de sus canciones. "Hago arte y canciones para provocar, y no para gastar bromas", ratifica el cantante Chuck D.

Han editado Revolverlution en su propio sello, Slamjamz, pero esa doble condición de artista y empresario no impide al rapero despreocuparse de la piratería. "Desde el momento en el que [las discográficas] digitalizaron la música, se acabó. Además, tuvieron un periodo de diez años en el que pudieron ganar un montón de dinero", afirma. Si hay que creerles, a los autores de canciones como Bring the noise y Fight the power, que les han ayudado a despachar millones de copias, ni siquiera les obsesiona vender discos. Únicamente quieren que la gente escuche sus temas. "Prefiero tener a un millón de personas escuchando mi música, aunque sólo tres la compren", sentencia Professor Griff, otro miembro del grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de julio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50