Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los militares elevaron al menos doce denuncias contra los aviones ex soviéticos

Cuatro quejas, dos anteriores al accidente del Yak-42, criticaban la falta de seguridad de los vuelos

Los militares españoles destinados en misión humanitaria elevaron desde septiembre del año pasado más de una docena de denuncias por escrito contra los aviones de origen ex soviético fletados por Defensa, según un documento entregado por el ministro Federico Trillo-Figueroa al Congreso. La mayoría de las denuncias se presentaron antes del accidente del Yak-42 en el que murieron 62 militares, aunque sólo una llegó al ministro, según el informe. Varias quejas aludían a "problemas de seguridad", y una se refería a un vuelo realizado en el mismo avión dos semanas antes del siniestro.

El ministro entregó el jueves a la Comisión de Defensa del Congreso un amplio informe sobre el accidente del Yak-42, que incluye una relación de las quejas presentadas por los militares. Las denuncias se refieren a un total de 14 vuelos en un plazo de 10 meses, lo que supone que casi un tercio de los 43 vuelos fletados a través de la agencia NAMSA de la OTAN provocaron quejas.

El documento, titulado Nota sobre partes de incidencias y redactado por el Gabinete del ministro de Defensa, señala que, antes del accidente del Yak-42 en Trebisonda (Turquía), el pasado 26 de mayo, dicho organismo sólo había recibido una queja. Se refiere a la presentada por el teniente coronel José Manuel Solar sobre el vuelo Kabul-Villanubla (Valladolid) realizado en un avión Ilyushin 76 (IL-76) el 14 de mayo de 2003. Este parte, que criticaba "el excesivo control al que sometió la policía española a los componentes de su unidad tras cuatro meses en Afganistán", fue el único que mencionó Trillo-Figueroa en su primera comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso, el 4 de junio.

Sin embargo, el documento señala que en los informes que elaboraron los jefes de Estado Mayor de los tres ejércitos y el jefe del Estado Mayor de la Defensa dos días antes, "fechados los días 2 y 3 junio, hay referencias a numerosos partes de incidencia de distinto tipo contra los aviones Ilyushin 76, Tupolev 154 y Yakovlev 42". Pese a ello, agrega, "en sus declaraciones públicas [de los miembros de la cúpula militar] se reitera que 'no conocían queja alguna en cuestiones de seguridad contra el avión Yakolev 42".

A continuación se reproduce, casi textualmente, la descripción de las quejas que hace el informe:

- Vuelos de 4 de septiembre y 19-20 de octubre de 2002. Avión Ilyushin 76 (IL-76). Problemas en la capacidad de carga y embarque sin autorización previa, en el segundo caso, de personal de Naciones Unidas. Se recoge un fax del Jeme [jefe del Estado Mayor del Ejército] al Jemad [jefe del Estado Mayor de la Defensa] del 21 de noviembre de 2002, junto con otras anomalías en vuelos de sostenimiento del Hércules 130 y contiene propuestas de mejora.

- Vuelo de 17 de octubre de 2002. Kabul-España. Ilyushin 76. Lo firma el capitán Ramón Ignacio Balsera y denuncia retrasos de un día para la salida del avión, embarque de personal de la ONU no previsto y otras alteraciones en las previsiones.

- Vuelo de 4 de noviembre de 2002. Ilyushin 76. Firmado el 6 de noviembre de 2002, concluye que "el personal del Ejército de Tierra no tiene cubiertas sus necesidades mínimas de paquetería y sostenimiento. Por lo que sería preferible distribuir los recursos en los diferentes vuelos, por oportunidad y frecuencia, en lugar de concentrarlos en el IL-76 de mitad de mes.

- Vuelos de noviembre de 2002. Il-76 y Antonov 124. Firma el teniente coronel Jesús María Cirujano, jefe del contingente. Tras denunciar cambios frecuentes en las horas y días de llegada, así como problemas con la carga, el informe, fechado en Kabul el 25 de noviembre, comenta que "tales anomalías, ya elevadas en anteriores informes, están provocando graves problemas de coordinación dentro del contingente, así como problemas de ejecución de las misiones que el contingente debe realizar dentro del ámbito de ISAF" [Fuerza Internacional de Seguridad en Afganistán].

- Vuelo 18 a 21 de diciembre 2002. Torrejón-Kabul-Torrejón. Ilyushin 76. Firmado por el capitán del destacamento Gémenis en Manás el 22 de diciembre de 2002. Incluye una larga lista de quejas referentes a distintos tramos del vuelo. Algunas tienen que ver con la seguridad, como el anclaje de la carga y riesgos de desplazamiento y otras con la falta de atención al pasaje (12 horas dentro del avión en el aeropuerto de Bakú a menos de cero grados), o con el mal handling [apoyo en tierra] de la tripulación ante averías del sistema eléctrico.

- Vuelo 14 de enero 2003. Manás-Zaragoza. Ilyushin 76. Redactado por el sargento primero Tomás Lirón Blasco y recibido el 24 de enero en el Cuartel General del MALEV [Mando de Levante]. Menciona falta de seguridad para el pasaje que tuvo que viajar en el vehículo cargado por estar los asientos llenos de paquetes y cajas. También otros problemas de gran incomodidad.

- Vuelo 15 de enero 2003. Valladolid-Kabul. Avión Tristar. Informe del teniente coronel José Manuel Solar, jefe del contingente, tras el vuelo de incorporación a Kabul. Denuncia retrasos por falta de combustible en Valladolid, escala no prevista en Lisboa y necesidad de obtener nuevas autorizaciones de vuelo para Turquía, presencia de personal civil desconocido en asientos preferentes y mal funcionamiento del vídeo y la calefacción.

El diario EL PAÍS del pasado 9 de junio publicó el mencionado informe en su totalidad. En el escrito oficial de la División de Operaciones del mismo día 9 al respecto se declaró que "por causas desconocidas el citado informe no tuvo entrada en el Emacon" (Estado Mayor Conjunto).

- Vuelo abril 2003. IL-76. El informe del comandante Alfredo Míguez no sólo critica aspectos que tienen que ver con la comodidad, sino otros referentes a la seguridad, como el mal anclaje de la carga, o el mal estado de las ruedas del avión, con dificultades de comunicación con la tripulación por insuficiente conocimiento del inglés.

- Vuelo 11-12 mayo 2003. España-Egipto-Kuwait. Avión Yakovlev 42. Fax de fecha 13 de mayo de 2003, del Mando en Um Qasr (Irak) del buque Galicia al jefe del Mando Operativo Conjunto. Critica problemas en la carga del equipaje que tuvo que ir con el pasaje, retrasos, problemas de documentación, problemas de handling en El Cairo y Kuwait, retrasos y falta de catering.

- Vuelo 27-28 mayo 2003. Torrejón-Kuwait-Basora. Il-76. El informe, muy detallado, lo elabora el comandante Martínez de los Reyes, de la Digerin (Dirección de Relaciones Institucionales), acompañándolo de las correspondientes fotografías. Denuncia problemas de seguridad, referentes a la puerta de acceso al pasaje, a la estiba de la carga y a la calidad de los neumáticos del tren de aterrizaje, y otros de comodidad del pasaje, como la inexistencia de catering.

- Vuelo 13 de mayo 2003. Salamanca-Kabul. Tupolev 154. El informe con fotografías firmado por el jefe del contingente, teniente coronel Godoy Malvar, se basa en la nota informativa que le fue elevada por el personal de Manás, tras el vuelo.

Firmado el 2 de junio de 2003, contiene un largo listado de quejas: obstrucción de puertas de emergencia, extintores de halón no idóneos para el pasaje, deterioro del tren de aterrizaje, mal mantenimiento, y otras que tienen que ver con la comodidad del pasaje, el comportamiento de la tripulación y la capacidad de carga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 2003