Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide 14 años de prisión para Dimas Martín por cuatro delitos financieros

La Audiencia Provincial remite el caso al Tribunal Superior porque el acusado es ahora diputado

Las Palmas de Gran Canaria

La fiscalía de Lanzarote solicita para Dimas Martín, presidente del Cabildo Insular de Lanzarote y diputado en el Parlamento de Canarias, 14 años de prisión y 15 años de inhabilitación para ocupar cualquier cargo público y más de 17 millones de euros en multas y penas por cuatro delitos financieros relacionados con la Empresa Municipal Agrícola y Marinera de Teguise (Emamtsa), constituida en 1989. La fianza solicitada para Martín y los otros dos acusados en el caso, Higinio Hernández Rodríguez e Ismael Brito Morales, es de 12 millones.

El caso está pendiente de fijación de fecha por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. La Audiencia Provincial de Las Palmas lo remitió a esa instancia judicial, dado que, desde el pasado 18 de junio, Dimas Martín tomó posesión de su acta de diputado en el Parlamento de Canarias y, posteriormente, fue investido presidente del Cabildo Insular de Lanzarote. Además de este juicio por el complejo agroindustrial de Teguise, Dimas Martín está pendiente de que el Gobierno decida sobre la petición de indulto ante una condena por cohecho, confirmada por el Supremo, de tres años de prisión y tres de inhabilitación.

Al tener solicitado un indulto ante el Consejo de Ministros, la Junta Electoral Central autorizó que se pudiera presentar a las elecciones dado que el tribunal sentenciador, la Audiencia Provincial de Las Palmas, aceptó dejar en suspenso la ejecución de la pena. En las elecciones, Dimas Martín fue el más votado en Lanzarote.

Al contrario que el resto de instituciones españolas, los presidentes de los siete cabildos canarios son elegidos por designación directa. El candidato de la lista más votada en cada isla se convierte automáticamente en presidente. Dimas Martín obtuvo 13.655 votos, 2.217 más que en junio de 1999, que se tradujeron en ocho consejeros para su formación (el Partido de Independientes de Lanzarote, PIL), seis para los socialistas, cinco para Coalición Canaria, tres populares y uno para los ecologistas de la plataforma AC-25M. El discurso de investidura de Dimas Martín fue apoyado también por PP y CC, cuyos consejeros ocuparán áreas en el Gobierno insular.

Dimas Martín fue alcalde de Teguise desde el 23 de mayo de 1983 hasta el 15 de junio de 1991 y teniente alcalde del mismo municipio hasta el 17 de junio de 1993. En el caso de Emamtsa, la Fiscalía concluye que, siendo alcalde de Teguise, Dimas Martín y los otros dos concejales del PIL constituyeron el complejo agroindustrial en 1989 con un capital social de 120.000 euros a favor del Ayuntamiento de Teguise. En diciembre de 1991 la misma corporación suscribió una ampliación de capital por 7.993.460 euros. Gracias a esta operación, la empresa accedió a un crédito hipotecario del Banco Hispano Americano por 4.808.096 euros, cantidad "utilizada por los acusados para sus fines propios", según sostiene la Fiscalía.

La Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias concedió 2.403.618 euros entre el 24 de enero de 1991 y el 30 de enero de 1992 para financiar su puesta en funcionamiento, sufragar inversiones, primar a ganaderos caprinos y a los agricultores de la cebolla. En declaración jurada, Dimas Martín expresó que Emamtsa se encontraba al corriente de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, cuando lo cierto es que, en 1991, tenía un descubierto con la Seguridad Social de 20.529 euros y debía a Hacienda 51.458 euros.

Más deudas

Además, Emamtsa adeuda a los agricultores 1.436.418 euros documentados, pero no pagados, a través de 539 pagarés de la Caja Insular de Ahorros y 270 pagarés de la Banca March. En 1998 la empresa mantiene una deuda con Hacienda por impago del impuesto de sociedades de 156.194 euros. Entre abril de 1991 y mayo de 1997, la empresa mantiene una deuda con la Seguridad Social de 727.065 euros.

En 1991 Emamtsa recibe el encargo de Ercros para realizar las obras de acondicionamiento del campo de golf de Costa Teguise a cambio de 1.202.024 euros. Esta actividad nunca se ejecutó, por no ser objeto social de la empresa, "y la propia intención de los acusados que nunca pensaron ejecutarla", según la Fiscalía. "Los acusados, con un más que evidente ánimo desmesurado de lucro, logran apoderarse de ingentes cantidades de dinero de la empresa municipal, descapitalizándola y empleando dicho dinero para los más variados usos privados", mantiene el fiscal. Las facturas falsas se expidieron a nombre de empresas fantasmas, como Unión Promotora y Guvasa y otras que no depositaron cuentas en el registro mercantil, como Comercial Ruiz, Procovista o Transportes y Excavaciones de Arrecife.

En julio de 1991, Emamtsa abona 1.590.768 euros en concepto de compra de 33.085 kilos de cochinilla seca (para uso de tintes en la industria textil) a una supuesta Comisión de Agricultores, sin personalidad jurídica alguna y cuya cuenta en el BSCH sólo tiene como titulares a los otros dos socios de Dimas Martín, Ismael Brito e Higinio Hernández. Todo fue una operación ficticia, según el fiscal. En mayo de 1991, Emamtsa pagó 102.172 euros a Lanzagrava, pero el dinero nunca llegó a esta empresa ni Lanzagrava lo declaró. En marzo de 1991, Dimas Martín recibió un cheque de Emamtsa de 15.025 euros y otros dos talones de 30.050 euros cada uno, señala la Fiscalía. El 23 de enero de 1993, el Ayuntamiento de Teguise donde era alcalde Martín transfirió a la cuenta corriente de Emamtsa, cuyo consejo de administración presidía el mismo político, 2.012.594 euros como anticipo de una subvención que iba a aprobar el Cabildo de Lanzarote, que nunca hizo efectiva. La cantidad no fue restituida al ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 2003