Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MOHAMED SAID AL SAHAF | Ex ministro de Información de Irak

"Mis informaciones venían de fuentes muy, muy fiables"

El ex ministro de Información de Sadam Husein, Mohamed Said al Sahaf, de 54 años, conocido como Alí el cómico por sus intervenciones ante la prensa internacional durante la invasión de Irak, reapareció ayer en Bagdad, donde concedió dos entrevistas a las televisiones árabes Abu Dhabi TV y Al Arabiya, ambas con sede en Dubai. Con un aspecto irreconocible, Al Sahaf dijo que se había entregado a los estadounidenses, que lo interrogaron antes de liberarlo.

"No sé absolutamente nada" sobre el lugar donde se esconde Sadam Husein, dijo Al Sahaf. El ex ministro de Información no quiso retractarse de ninguna de las informaciones que, negando toda evidencia, comunicó a la prensa internacional, incluso el día anterior a la toma por las fuerzas estadounidenses de la capital iraquí, el 9 de abril. Estas informaciones venían de "fuentes muy, muy fiables", señaló.

"La red de recogida, verificación y transmisión de informaciones en Bagdad era muy lenta, mientras que era mucho más activa y sólida en las otras provincias iraquíes. Según la interpretación de esta red, la situación estaba bajo control y una respuesta a los estadounidenses era posible. Yo estaba convencido".

Tomando como ejemplo la entrada de carros de combate estadounidenses en Bagdad, un día antes de la caída de la capital, sobre los que Al Sahaf dijo que habían sido destruidos, el ex ministro señaló: "La transmisión de las informaciones era lenta y el contraataque contra el número reducido de carros de combate tardó 48 horas en producirse".

En respuesta a una pregunta sobre las horas anteriores a la caída de Bagdad, Al Sahaf se limitó a decir: "Fueron unas horas difíciles para todo el mundo, no sólo para un individuo".

Las entrevistas fueron realizadas ayer en Bagdad, según confirmaron las dos cadenas, después de que el ex ministro de Información fuese liberado. "Me entregué a algunos estadounidenses amigos, que me interrogaron sobre cuestiones relacionadas con mi cargo y después del interrogatorio me han liberado", señaló.

La aparición de Al Sahaf en dos televisiones árabes, entre las pocas que pueden captarse desde Bagdad, ha sido la noticia del día en la capital iraquí. Su aspecto, sin uniforme militar y mucho más envejecido, ha centrado la mayoría de los comentarios. "Parece su hermano mayor", comenta Wisam al Ani, dueño de un café. "Parece una versión en anciano del todopoderoso ministro de otros tiempos", agregó.

Desde la caída de Bagdad, numerosos rumores habían circulado sobre el paradero del ex ministro. Algunos señalaban que había huido y otros que se encontraba en su domicilio en Bagdad, sin que los estadounidenses se hubiesen tomado la molestia de detenerlo, ya que no estaba en la lista de los antiguos responsables del régimen buscados por crímenes de guerra o contra la humanidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 2003