OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Buscar muertos de la Guerra Civil

He leído el artículo de Joan Santacana, titulado Arqueología y Guerra Civil, (EL PAÍS, 18 de junio). Considero muy interesante cuanto expone, pero no debe sorprenderle la reacción negativa que produce en ciertos sectores sociales la búsqueda histórica porque abriría la puerta aún cerrada de un permiso que se niega a hijos o nietos para saber lo acaecido a sus padres o abuelos.

Buscar fuera de lo científico-histórico la tumba de un familiar o un amigo muerto violentamente y cuyo cuerpo permanece desde hace decenas de años enterrado en un lugar que sólo los más viejos saben, acongoja a unos y a otros apaga la voz.

Cuando Santacana lanza su pregunta ¿por qué quieren ocultar la historia reciente?, me permito contestar: porque también viven los hijos y nietos de los que hicieron las muertes y en la conciencia heredada supongo que es molesto sentir culpa de un antepasado aún cercano. Nuestras instituciones estan regidas y organizadas por personas que siguen afectadas por uno de los dos papeles: reos o verdugos, y en su momento dejan aflorar sus sentimientos que en la gran ciudad se diluyen, pero en el entorno social de los pueblos perviven.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50