Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La respuesta al Tribunal Supremo divide a los partidos del Gobierno vasco

Los grupos que integran el Gobierno vasco, PNV, EA e IU, están teniendo dificultades para ponerse de acuerdo en el cariz de las iniciativas que pueden impulsar como respuesta a los autos del Tribunal Supremo y la querella contra los miembros de la Mesa del Parlamento.

En ese contexto, IU se vio obligada ayer a retirar su propuesta -que debía debatirse en el pleno de hoy- de plantear un conflicto de jurisdicción entre la Cámara vasca y el Supremo, del que se haría cargo el Gobierno vasco. El PNV y EA nunca vieron con buenos ojos la iniciativa y ayer finalmente comunicaron a IU que no la respaldarían hoy. Ante la seguridad de verla derrotada, la coalición de izquierdas la retiró ayer mismo.

PNV, EA e IU sometieron el lunes a sus respectivas comisiones ejecutivas los posibles pasos a dar y mantienen reuniones y contactos casi continuos, en el Parlamento y fuera de él, intentando concretar y concertar sus acciones, pero la impresión que transmiten sus portavoces es de gran confusión.

Los tres grupos albergan muchas dudas sobre cuáles son las iniciativas más adecuadas y cuándo deben realizarse. Así, se duda de la conveniencia de sacar el conflicto a la calle con la convocatoria de una gran manifestación de apoyo al Parlamento vasco, como propuso la semana pasada EA. Aunque nada ha descartado ni decidido todavía, en el PNV existen reticencias a esa iniciativa y se considera que es un "cartucho" que quizá no convenga utilizar hasta después del verano. En los tres partidos hay el convencimiento de que "el proceso será largo". "Tenemos que medir bien los tiempos y los recursos", dijo ayer el portavoz de IU, Óscar Matute. Otro tanto ocurre con la presentación de una querella contra el Tribunal Supremo.

La Mesa del Parlamento vasco no analizó ayer el último auto del Supremo -el que dicta medidas concretas y responsabiliza, además de a los políticos, al letrado y el interventor de la Cámara-, ya que éste llegó minutos antes de la reunión. Será el lunes cuando se pronuncie ese órgano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 2003