Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un terremoto de magnitud 4 sacude la costa de Alicante y alarma a los vecinos

"Primero escuché un ruido intenso, como si se hubiera desplomado el edificio de al lado, y enseguida todo comenzó a temblar. Fueron unos 10 segundos interminables; luego salimos a la calle y vimos a todos nuestros vecinos igual de asustados que nosotros". Así sintieron ayer Blas Tello y Manuel Galván, dos vecinos de Torrevieja (Alicante), un terremoto de magnitud 4 que sacudió las costas del sur de Alicante y Murcia a las 16.43 de ayer, informaron fuentes del Instituto Geográfico Nacional.

El epicentro del seísmo se registró a unos 10 kilómetros mar adentro del este de Torrevieja y sus efectos se sintieron también en Guardamar del Segura y Pilar de la Horadada, y con menor intensidad en las ciudades de Elche y Cartagena. El temblor se registró a 37.96 grados de latitud norte y 0.52 grados de longitud oeste.

"Estábamos haciendo deporte en un gimnasio y las mancuernas se cayeron al suelo", aseguraron los hermanos Javier y Nacho Escudero. "En muchos años que vivo en esta zona no he sentido un terremoto tan intenso como este", aseguró María José Martínez, otra vecina de Torrevieja.

En el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat valenciana no hubo constancia de que se produjeran daños personales ni materiales. La centralita de la Policía Local de Torrevieja se colapsó ante la multitud de llamadas de vecinos que buscaban información. El Ayuntamiento de Torrevieja tampoco tenía noticias de que se hubiesen registrado desperfectos materiales.

La Policía Local de Guardamar del Segura, municipio situado a ocho kilómetros de Torrevieja, informó que el terremoto se percibió de una "manera intensa", y comentó a Efe que hacía varios años que no se sentía un movimiento sísmico de "tanta intensidad". También en Guardamar la gente se echó a la calle alarmada.

El director de la Unidad de Registro Sísmico de la Universidad de Alicante, José Giner, consideró "preocupante", por inusual, la magnitud alcanzada por el terremoto aunque, por otro lado, estimó "positiva" la liberación de energías en la zona donde se produjo el temblor. Para Giner, esta liberación de energía permite una "situación de equilibrio" para las placas tectónicas existentes en esa zona, situada mar adentro y "muy sensible" a la actividad sísmica. El experto señaló a Efe que, "teóricamente, no es lógico" que se produzcan "réplicas superiores" de este seísmo y explicó que la Unidad de Registros Sísmicos de la Universidad detecta entre uno y tres movimientos sísmicos al mes en esa zona del mar Mediterráneo, pero con una intensidad tan débil que no la percibe la población.

El Centro de Coordinación de Emergencias de Murcia y la Policía Local de Cartagena también recibieron llamadas de ciudadanos alertados por el seísmo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2003