Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Simancas afirma que la trama perseguida por la fiscalía explica la deserción de Tamayo y Sáez

IU propone con el apoyo del PSOE la creación de una comisión de investigación

El portavoz de los socialistas en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, reiteró que la deserción de los diputados socialistas Eduardo Tamayo y Teresa Sáez está vinculada con los responsables de la trama de operaciones inmobiliarias fraudulentas contra los que ayer presentó una querella la Fiscalía de Madrid. Simancas manifestó que esa querella, que pretende esclarecer presuntas corruptelas urbanísticas en Alcorcón (Madrid), demuestra "el porqué" de la traición de los diputados tránsfugas. El PSOE apoyó la propuesta de IU de crear una comisión de investigación sobre esa trama.

"Ya sabíamos quiénes, cuándo, y cómo se había desarrollado la trama; ahora comenzamos a saber con claridad el porqué de la trama. La querella que se ha presentado contra los señores Bravo, Vázquez y algunos altos cargos del PP es sumamente esclarecedora", subrayó Simancas. Según el líder de los socialistas madrileños, "la viabilidad, la continuidad de esta operación delictiva dependía de la actitud del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Los presuntos delincuentes, los autores, sabían que yo pararía esta actuación en el momento en que hubiera sido presidente de la Comunidad", aseguró.

Simancas añadió que apoya la propuesta de Fausto Fernández, portavoz de IU, de crear una comisión de investigación que "trabaje durante todo el verano" para esclarecer estos hechos.

Por su parte, el ex consejero de Obras Públicas y Urbanismo y actual portavoz adjunto del PP en la Asamblea, Luis Eduardo Cortés, aseguró no conocer el texto íntegro de la querella pero salió al paso de algunas acusaciones. Cortés cree, según su expresión, que el terreno al que se refiere la querella es un solar en el que no permitió recalificaciones, en repetidas ocasiones, el anterior Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón. "La Comunidad de Madrid no aprobó ningún tipo de recalificaciones en Alcorcón", insistió.

La marcha de las negociaciones entre los tres grupos parlamentarios de la Asamblea -PP, PSOE e IU- para desbloquear la situación ha sufrido un estancamiento. Los populares insisten en que, debido a la dificultad de interpretar jurídicamente tanto el Estatuto de Autonomía como el Reglamento de la Cámara, lo más recomendable sería encontrar una "solución política". La portavoz del PP, Esperanza Aguirre, manifestó que "existen interpretaciones para todos los gustos", y expresó su convencimiento de que los ciudadanos "eligen a los políticos para que resuelvan los problemas y no para ponérselos". En este sentido reiteró que la solución más limpia y democrática es "convocar elecciones" a la mayor brevedad, y arguyó que "no es bueno" prorrogar la incertidumbre durante julio y agosto.

Rafael Simancas aseguró que "no aceptaría un planteamiento del PP" que considere una "investidura fallida" la constatación, el próximo día 27 -fecha tope para que la presidenta de la Asamblea proponga un candidato- de que ninguno de los líderes acepta someterse a la votación para presidente de la Comunidad. Simancas precisó que "no existe ninguna discrepancia [entre PP, PSOE e IU] en cuanto a una fecha electoral. Que se haga cuanto antes, pero con todas las garantías, cumpliendo con el Estatuto de Autonomía".

Por la mañana, Simancas se reunió con los alcaldes socialistas de la Comunidad de Madrid para analizar la situación creada con la deserción de Tamayo y Sáez. Todos los regidores suscribieron un manifiesto en el que solicitan a los dos tránsfugas la "inmediata renuncia a sus actas", y piden que se respete la legalidad para convocar elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2003