Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

El Marruecos de Alí

Mientras en España se nos llena la boca con términos como libertad de expresión o derecho a la información, a unos cuantos cientos de kilómetros de nuestras fronteras agoniza una persona en defensa precisamente de la posibilidad de expresarse e informarse sin miedo a represalias.

El mismo partido gobernante que durante la crisis de Irak apelaba a su derecho a justificar públicamente la agresión estadounidense renuncia ahora a suscribir una declaración institucional de apoyo a Alí Lmrabet por tratarse de un "asunto interno" del reino del "hermano menor" de nuestro Monarca.

El caso de Alí Lmrabet es, en fin, paradigmático de las relaciones entre España y el vecino del sur, que no es sólo el país al que quejarse por las pateras, del que temer a los integristas islámicos y en el que instalarse en busca de mano de obra barata.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Es también el país de los pacifistas que se manifestaron junto a la Casa de España tras el reciente atentado, de las decenas de asociaciones feministas y proderechos humanos que a diario defienden valores considerados aquí elementales y de los periodistas que están dispuestos a morir por ejercer sin trabas su profesión.

Pero, según parece, los asuntos de este segundo Marruecos sólo son internos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS