CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Arenas amenaza con querellarse contra quien vincule al PP con la trama de Madrid

El secretario general de los populares pide a Zapatero que use "la lavadora" y no "el ventilador"

Ante las informaciones sobre la posible vinculación entre el PP y la trama inmobiliaria que pretende impedir un Gobierno de la izquierda en Madrid, Javier Arenas, secretario general de los populares, decidió ayer responder al contraataque. Amenazó con presentar una querella criminal contra todo aquel que ose establecer una vinculación entre el PP y la fuga de dos diputados socialistas, y exigió al líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, que use "la lavadora" para arreglar sus problemas internos en vez de poner en marcha "el ventilador" para extenderlos a los demás partidos.

Más información

Javier Arenas aprovechó su estancia en Sevilla para advertir de que presentará una querella criminal contra "cualquier persona que haga una insinuación concreta, con nombre y apellidos", que vincule a los populares con la presunta trama para evitar que PSOE e IU gobiernen en la Comunidad de Madrid. El secretario general del PP quiso dejar claro que sus avisos se dirigen hacia los socialistas: "No lo digo por los medios de comunicación, que tienen la labor de investigar, pero cualquier traslado de este problema por parte del PSOE al PP tendrá querella".

Problema del PSOE

Tras hacerse una foto con los seis alcaldes del PP de las capitales andaluzas, Arenas repitió machaconamente que este asunto es un problema del PSOE que debe solucionar su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, y no tratar de "tomar el pelo a los españoles". "Que no se utilice el ventilador, sino la lavadora", pidió el también ministro de Administraciones Públicas, quien emplazó al líder de los socialistas a que explique las conversaciones "previas" que ha mantenido con Eduardo Tamayo. Esas charlas, según Arenas, fueron clave para la elección de Zapatero como secretario general del PSOE.

El dirigente popular declaró que los socialistas han dado un "gran espectáculo" relacionado con la corrupción que los españoles ya habían olvidado y lanzó después una pulla: "Los ciudadanos pensarán: 'si son capaces de estos espectáculos en la oposición, qué no harían en el Gobierno".

Arenas concentró la rueda de prensa en el asunto más polémico de la actualidad política, y apenas se detuvo en el análisis del mapa municipal que queda después de que el sábado se constituyeran prácticamente todos los ayuntamientos de España. Sólo lo hizo brevemente para exigir a Rodríguez Zapatero la "expulsión inmediata" de los cargos públicos socialistas que se han coligado en Navarra con formaciones "independentistas". El PSOE ha abierto un expediente disciplinario a los concejales de su partido que, al votar a su propia lista, se han hecho con el poder gracias al apoyo gratuito de los nacionalistas. Las órdenes de la dirección les exigían que votaran en blanco para no aprovecharse del voto nacionalista. Esta desobediencia les ha costado un expediente, algo que el PP considera insuficiente.

Arenas no fue el único alto cargo del PP que salió ayer a responder a las acusaciones de los socialistas. El coordinador de Comunicación del PP, Rafael Hernando, aseguró que la "única conjura" que existe en la Comunidad de Madrid es la de "los necios que dirigen el PSOE". Ante las insinuaciones socialistas sobre la trama inmobiliaria que beneficia al PP, su responsable de Comunicación comentó que "son absolutamente delirantes y claramente intolerables, porque el PSOE está intentando fabricar un montaje con el que pretende hacer responsable de sus problemas internos al Partido Popular".

"Clanes enfrentados"

"No sé cómo estas personas [los dos diputados fugados], siendo como son, según el PSOE, y dedicándose a lo que se dedican, estaban incluidas en las listas y eran miembros destacados de la dirección socialista madrileña", agregó, lo que "evidencia que los clanes y las familias" enfrentadas en el seno del PSOE son la causa de este "bochorno".

Hernando criticó que los dirigentes del PSOE sean "incapaces de resolver sus problemas internos y asumir sus responsabilidades políticas por haber creado una crisis institucional de graves consecuencias", mientras el PP ha actuado, recalcó, "en todo momento con lealtad, democracia y honestidad", al permitir que los socialistas asumieran la Vicepresidencia Primera de la Asamblea y proponer la repetición de elecciones y no usar sus 55 escaños para proclamar presidenta a Esperanza Aguirre.

Por todo ello, Hernando arremetió contra los socialistas por rechazar la propuesta popular de convocar nuevas elecciones de inmediato y negarse así a que los ciudadanos resuelvan democráticamente en las urnas la "grave crisis" que ellos han creado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de junio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50