Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída de la producción de fruta en la UE dispara el precio

Los precios de la mayor parte de las frutas de verano han experimentado en las últimas semanas una fuerte subida como consecuencia de la reducción de la oferta en España y sobre todo en el conjunto de los países comunitarios por las malas condiciones climatológicas. Estas producciones se concretan en las frutas de hueso, como melocotones, nectarinas, albaricoques, ciruelas o cerezas. Por el contrario, han bajado las cotizaciones en melones y sandías, que, campaña tras campaña, suelen sufrir crisis de precios en origen por exceso y una mala regulación de la oferta.

Según los datos manejados por el sector, sobre una producción en la UE de unos 4,2 millones de toneladas de frutas de hueso, esta campaña la oferta habría bajado a menos de tres millones de toneladas. Las malas condiciones climatológicas han afectado especialmente a países como Grecia, Italia y Francia, con unos recortes sobre las producciones normales que en algunos casos llegan al 80%, aunque las reducciones medias se estiman entre un 20% y un 30%.La principal causa de esos recortes ha sido el frío, lo que está suponiendo un fuerte aumento de la demanda desde otros países, con la consiguiente subida de las cotizaciones.

El caso español

En el caso de España la producción de frutas de hueso, según los datos de la Administración, se mantiene en los niveles de la campaña pasada. En medios de la producción se estima, sin embargo, que las malas condiciones climatológicas, como heladas, riadas y pedriscos, van a suponer un recorte de la oferta en más de un 10%.

Este comportamiento de la oferta en España y en el conjunto de los países comunitarios se ha traducido ya en fuertes subidas. En el caso de España, tomando como referencia Mercamadrid, los precios del albaricoque subieron en mayo un 37,3% sobre el mismo periodo de 2002. Las ciruelas subieron en un 6,6%. Las nectarinas subieron el 94,5% en abril y el 22% en mayo. Las cerezas experimentaron una subida en mayo respecto al año anterior del 81,7%, y los melocotones se encarecieron el 64% en abril y el 46% en mayo.

Frente a estas subidas, en los mismos meses han bajado los precios de las sandías y melones algo más del 11%, donde la producción se halla estabilizada. Los productores y exportadores españoles, a la vista de las condiciones de los mercados comunitarios, esperan un aumento de la demanda y una probable subida de los precios tras años de estancamiento en las cotizaciones. Según los datos del sector, el precio medio de las frutas exportadas durante la última década se ha mantenido estable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de junio de 2003