Un documental recrea la gesta de Barberán y Collar en el avión 'Cuatro Vientos'

Justo 70 años después del histórico vuelo del Cuatro Vientos, que salió el 10 de junio de 1933 del aeródromo sevillano de Tablada con destino a México tripulado por el capitán caracense Mariano Barberán y el teniente gerundense Joaquín Collar, un documental recrea aquella gesta de la aviación con algunas imágenes inéditas y testimonios de personas que los conocieron o vivieron el acontecimiento. El sevillano José Luis Velázquez es el realizador de Cuatrovientos, producido por Dex Media y rodado con imágenes de archivo cedidas por el Instituto de Cine Cubano, el Ejército del Aire español y de la Universidad Nacional de México. El trabajo se proyectó el martes en la Casa de la Provincia.

"Fue el vuelo más importante de la época, algunos entrevistados lo equiparan, por la repercusión, con la llegada a la luna en 1968", indica Velázquez. Los dos militares protagonizaron la gesta más importante de la aviación de la época: recorrer la mayor distancia del océano Atlántico en línea recta hasta Cuba. Casi 40 horas después aterrizaba el avión, un Berguet 19 Super Bidón, en Camagüey, desde donde al día siguiente partió hacia La Habana, en cuyo aeropuerto lo recibieron 10.000 personas. "El Cuatro Vientos recorrió 8.000 kilómetros en línea recta por el lado más ancho del Atlántico, por donde nadie había pensado cruzarlo. Lo hicieron sin escala, en un avión de aluminio y tela, sin patines y con un solo motor", recuerda el realizador, que insiste en la importancia del vuelo: "Significó abrir una nueva vía de comunicación entre dos continentes, acercar dos pueblos hermanos que sólo podían comunicarse por barco". Para la elaboración del documental, se han realizado entrevistas en Madrid, Guadalajara, Miami y México.

"Hemos hablado con historiadores y con testigos que acudieron al aeropuerto en La Habana y con otros que fueron al de Barbuena, en Ciudad de México, adonde el Cuatro Vientos nunca llegó", añade Velázquez, que está en negociaciones con Televisión Española para exhibir el documental.

En el aeropuerto de La Habana les recibieron el embajador español y la numerosa colonia española en la isla. Fueron homenajeados durante ocho días y les obsequiaron 5.000 dólares. Desde allí, los dos pilotos emprendieron la segunda etapa de la ruta hasta México, en cuyo aeuropuerto les esperaban en vano 80.000 personas, entre ellas el presidente mexicano. El Cuatro Vientos desapareció en el trayecto. Se organizó una intensa búsqueda del aparato. Nunca se encontró. El realizador relata el triste final: "Podía haber caído en el mar o en la selva, en la Sierra Madre Oriental de México. Al no encontrarse se silenció todo aquello. Años después se ha comprobado que Barberán y Collar aterrizaron vivos en la selva, pero dos indios los asesinaron para robarles y escondieron los restos del avión en una cueva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de junio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50