Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV arrebata al PSE dos alcaldías que tenía desde 1979

Elorza y San Gil constatan sus diferencias en su segunda reunión

El PNV-EA arrebatará al PSE las dos alcaldías de la Margen Izquierda que mantenía ininterrumpidamente desde la instauración de los ayuntamientos democráticos en 1979: Sestao y Ortuella. La coalición nacionalista recibirá en Sestao el apoyo de una plataforma independiente de vecinos, que justifica su opción por "la mala gestión del PSE" y por respeto a "la lista más votada". En Ortuella PNV y EA, que concurrieron por separado han llegado a un acuerdo. En San Sebastián, la reunión de ayer entre Odón Elorza y María Sin Gil terminó sin ningún acuerdo.

Ermua será ahora la única localidad vizcaína en la que el PSE mantendrás el alcalde sin interrupción desde 1979. La pérdida es especialmente relevante en Sestao, una de las cuatro principales localidades de la Margen Izquierda y en la que se encuentra la agrupación del PSE con más afiliados. El 25-M se quedó sin dos de sus ocho concejales, mientras que la coalición PNV-EA obtuvo siete (dos más que en 1995). El consistorio se completa con tres del PP, otros tres de la plataforma Vecinos Por Sestao (VPS) y dos de IU.

Con estos resultados, unidos a las decisiones del PP de votar a los socialistas en los ayuntamientos donde tengan más concejales que ellos y de IU de no coincidir en ningún caso con los populares, la llave para elegir el próximo alcalde estaba en la plataforma vecinal. Este grupo, que integra a cuatro colectivos de Sestao, las asociaciones de jubilados y comerciantes y miembros de diferentes entidades culturales, decidió el pasado sábado conceder su apoyo al candidato nacionalista Alberto Lozano.

"Se debe a la mala gestión del PSE y porque siempre ha habido un pacto de votar a la lista más votada", afirmó ayer el portavoz de Vecinos Por Sestao, Iñaki Asensio. Añadió que el apoyo es sólo a la investidura del alcalde, pero que están "abiertos" a entrar en el equipo de gobierno. "En las próximas negociaciones, lo decidiremos", agregó.

El PSE también se quedará sin la alcaldía de Ortuella, en manos todavía del secretario general vizcaíno José Antonio Pastor. Eusko Alkartasuna, que la pasada legislatura gobernó junto al PSE, ha llegado a un acuerdo con el PNV, cuyo candidato Oskar Martínez será el nuevo alcalde. Los socialistas son la lista más votada en Ortuella y tienen cinco ediles, frente a los cuatro del PNV y los tres de EA. IU completa la corporación con un edil. Sin embargo, el Ayuntamiento no se constituirá este sábado, como es preceptivo, debido a la reclamación judicial por el PP de un edil adjudicado a EA.

En Otxandio, la coalición PNV-EA mantendrá la alcaldía frente a la plataforma independiente Batia, tras anularse el voto de un preso de ETA y contabilizarse a su favor otros dos sufragios por correo. En los comicios del día 25, ambos grupos habían logrado los mismos respaldos, 336.

En San Sebastián, el alcalde en funciones Odón Elorza, y la portavoz del PP, María San Gil, admitieron ayer, tras la celebración de su segundo encuentro, las grandes diferencias que les separan para alcanzar un acuerdo de gobierno estable, informa Genoveva Gastaminza. Elorza, quien ya se ha reunido con el nacionalista Román Sudupe, tiene garantizada la alcaldía tras el apoyo prometido por el PP.

La dirigente popular planteó a Elorza que su partido no está dispuesto a asistir a más contactos mientras no diga con quién prefiere gobernar. El alcalde admitió las dificultades para llegar a un acuerdo estable con el PP, "sin que se pueda decir que sea imposible", admitió. Anunció que seguirá con las reuniones para lograr un acuerdo y admitió claramente que, en caso contrario, el PSE podría "gobernar en solitario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de junio de 2003