Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que dijo Trillo en el Congreso

"Nosotros, vuelvo a insistir, no hemos recibido sobre este tipo de aviones, ni antes ni después [del accidente del Yakolev 42 en Turquía], ningún tipo de queja; y las que hemos recibido, las hemos recibido después", aseguró el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados, el ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa.

No obstante, preguntado por las razones que le llevaron a suspender el alquiler de estos aviones una semana después de la catástrofe aérea, explicó: "Quiero recordar que hasta el momento del accidente no se había recibido ningún informe en contra de los vuelos realizados con esos aviones. Sin embargo, desde el accidente se había generado una gran inquietud y descontento, por lo que pareció la mejor solución suspender tales vuelos, restaban muy pocos de carácter personal, para evitar así que se agravase la posible alarma generada".

Fue en ese momento cuando Trillo-Figueroa aludió a un informe del teniente coronel Solar. "Tengo que hacer referencia a la única queja recibida con anterioridad al accidente, referente a un avión Ilyushin que venía firmada, en nombre de todos los que participaban en aquel vuelo de Kabul a Villanubla en Valladolid el 14 de mayo pasado, por el propio teniente coronel Solar, que ha perdido su vida en la tragedia del pasado día 26. Elevó un escrito al jefe de la Fuerza de Maniobra y, a través de éste, al Jemad y al Mando Logístico Operativo, denunciando el gran retraso de cinco horas que se había generado por problemas al repostar y también criticaba, con mayor dureza quizá, los trámites policiales aeroportuarios de entrada en territorio español a los que habían sido sometidos él y los efectivos de su unidad. Ninguna otra queja distinta de la referida", concluyó el ministro de Defensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2003