Reportaje:LA NUEVA SITUACIÓN MUNICIPAL

El fiasco universal de 2012

Javier Arenas apoyó la idea electoral de Torres Hurtado de organizar en Granada una Expo de imposible realización

Hay dos tipos de buenas ideas, las que se pueden hacer y las que son imposibles. A esta segunda naturaleza pertenece la propuesta concebida en plena vorágine electoral por el responsable de la campaña del PP de Granada, Sebastián Pérez, para que la ciudad solicitara la organización de la Exposición Universal de 2012. La idea fue tan brillante que cegó el sentido común y a ella se sumaron no sólo el próximo alcalde, José Torres Hurtado, sino altos dirigentes del partido, entre ellos el ministro de Administraciones Públicas, Javier Arenas. A ninguno se le ocurrió, antes de vender la idea al electorado, tomar la cautela de comprobar cada cuánto tiempo se organiza una Expo y si en 2012 correspondía.

Un Estado no puede organizar dos 'expos' hasta que hayan transcurrido 15 años
Rajoy respaldó la Expo de Zaragoza para 2008 siete días después de apoyar a José Torres

Más información

Esta falta de previsión ha supuesto el primer incumplimiento electoral del futuro equipo de gobierno de Granada antes incluso de tomar posesión de sus puestos de concejales. Una simple llamada telefónica a la Oficina Internacional de Exposiciones, con sede en París, hubiera sido suficiente para saber que la próxima Exposición Universal pendiente de conceder es la de 2015, y que en 2012 sólo habrá una Exposición Internacional, un formato introducido recientemente, de mucha menos envergadura, y al que aspira, con el respaldo del Gobierno de la nación, la ciudad de Zaragoza para la edición de 2008.

Sin embargo, ningún colaborador de Torres Hurtado, incluido el cerebro del proyecto, Sebastián Pérez, comprobó al menos la concordancia temporal entre la Expo prometida y la Expo posible. El 9 de mayo, en plena liza electoral, Torres Hurtado recibió el apoyo personal del secretario general del partido, Javier Arenas, la persona que abogó de manera decisiva para que fuera el candidato a la alcaldía de Granada en lugar del presidente, Juan de Dios Martínez Soriano. Arenas, en un acto público, anunció que no le faltarían apoyos del Gobierno y agregó: "Granada tiene una categoria mundial, pero en los últimos cuatro años no ha contado con un gobierno a la altura de la ciudad".

A cuatro días de la cita electoral, el 21 de mayo, Torres Hurtado volvió a tener el respaldo de otro importante miembro del Gobierno de José María Aznar, el vicepresidente Mariano Rajoy. Durante su estancia en Granada Rajoy apoyó al entonces candidato a la alcaldía, que seguía, en donde fuera menester, invocando la posibilidad de organizar una Expo. Ese día, Mariano Rajoy ya tenía en su despacho la carta que, en nombre del Gobierno de España, debía remitir a la Oficina Internacional de Exposiciones para garantizar "la viabilidad del proyecto Zaragoza Expo 2008 para el buen fin de los objetivos". Rajoy estampó su firma el 28 de mayo y habilitó a una colaboradora de su Ministerio de Presidencia, la subsecretaria de Estado María Dolores de la Parra, para que el 3 de junio acudiera a París como representante de España a la presentación oficial de la candidatura.

Aunque Zaragoza pretende organizar en 2008 una Exposición Internacional, que tendrá como tema central el del agua, el reglamento de exposiciones deja meridianamente claro que ningún país podrá organizar dos eventos de este tipo antes de que transcurran 15 años. Esto es, si Zaragoza, que compite con la ciudad italiana de Trieste y la griega de Tesalónica, fuera elegida, Granada no podría optar como pronto hasta el año 2023 a una Exposición Internacional.

En efecto, el apéndice del convenio relativo a las exposiciones firmado en 1928 precisa que en un mismo Estado las exposiciones especializadas -esto es, las de menor envergadura o internacionales- deberán estar separadas por un intervalo mínimo de 15 años.

Así pues, el éxito de Zaragoza podía hundir el ya de por sí desatinado de Granada. Tiene más disculpa, a causa del tumulto de una campaña electoral, que nadie del equipo de Torres Hurtado calculara si Granada reúne las condiciones idóneas para organizar una exposición universal. Unas de las principales es la del espacio. ¿Dispone Granada de las 200 hectáreas de terreno libre de promedio necesarias para un evento de tal naturaleza?

No hace falta medir para saber que no, al menos en la ciudad. En los alrededores de la capital tampoco pues las 200 hectáreas equivalen prácticamente a toda la extensión de la Vega de Granada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50