Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro baja un 1,1% en mayo gracias al turismo

Rambla destaca la tendencia a la baja pero los sindicatos apuntan el deterioro del mercado

El paro registrado en las oficinas del Servef se redujo un 1,11% a lo largo del mes de mayo. Las listas de paro acumulaban 137.638 demandas de empleo a finales de abril y 1.528 menos a finales de mayo, lo que sitúa la tasa de paro regional en un 6,84%, dos puntos por debajo de la media española. Dos tercios de los parados que han encontrado empleo estaban registrados en el sector de servicios en la provincia de Alicante, donde arranca la temporada turística. El número de nuevos contratos firmados durante el mes de mayo se elevó a 130.100.

La evolución del paro registrado fue desigual por provincias y sectores sin grandes variaciones. El paro en construcción, por ejemplo, baja ligeramente en Valencia y Castellón pero sube en Alicante. En industria la situación es la inversa, el paro sube poco en Valencia y Castellón pero baja en Alicante.

El descenso más significativo del desempleo está directamente asociado a la temporada turística y se restringe a la provincia de Alicante.

Vicente Rambla, consejero de Economía y máximo responsable de Empleo, defendió que la reducción de los números absoluto de parados en la Comunidad Valenciana por tercer mes consecutivo "consolidan la tendencia sistemática de reducción del desempleo". "Avanzamos con paso firme hacia el pleno empleo", insistió.

Rambla destacó que la creación de empleo se mantiene en territorio valenciano a pesar de la compleja situación internacional. "El momento no es especialmente bueno", recordó.

El descenso del paro en mayo, sin embargo, es menor que el registrado en el mismo mes durante los últimos ocho años. De hecho, el consejero aprovechó la presentación de los datos oficiales del Servef para ofrecer comparaciones de la evolución del desempleo y de la temporalidad de los contratos remontándose ocho años atrás.

Tanto CCOO como UGT subrayaron la fragilidad del empleo creado a lo largo del pasado mes de mayo, cuando un 90% de los nuevos contratos fueron temporales, y establecieron comparaciones más ajustadas en el tiempo. El número de parados en mayo en relación con los registrados en mayo de 2002 crece en 5.360 personas, lo que arroja un aumento porcentual del 4,1% en la Comunidad Valenciana. En España, el aumento del número de parados en el mismo plazo fue del 1,2%.

UGT, a través de una nota, alertó especialmente sobre "los descensos en la contratación indefinida y en el total de la contratación en términos interanuales en la provincia de Castellón".

También sugirió que son posibles "aumentos indeseables" del desempleo en los próximos meses a la vista de "la situación de los países de nuestro entorno, con ínfimos crecimientos del PIB".

CCOO, por su parte, puso sobre la mesa la creciente deslocalización de la producción en sectores industriales intensivos en mano de obra como el calzado o el textil. En una nota, CCOO apuntó que los indicadores de clima industrial, el deterioro del sector turístico y la caída en la matriculación de vehículos demuestran "una vez más que la economía valenciana pasa por momentos delicados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2003