Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Guggenheim expone las obras creadas por 168 escolares vascos

Nueve colegios participan en 'Aprendiendo a través del arte'

Aprendiendo a través del arte es la única exposición que el Museo Guggenheim Bilbao repite todos los años. Cuando en junio se acerca el final del curso escolar, se presenta al público el resultado de un programa pedagógico que utiliza el arte como un instrumento para adentrarse en las materias de estudio. Ayer se inauguró la muestra que recoge el trabajo de 168 escolares de nueve centros de todo el País Vasco.

La exposición Aprendiendo a través del arte llena de color la sala del Guggenheim que acoge las obras creadas por los escolares. Láminas de papel con las siluetas más dispares, máscaras que expresan sentimientos y complicadas instalaciones que permiten ver las estrellas a través de telescopios de cartón o descubrir las leyes de la física que ordenan la trasmisión de los sonidos han sido creadas a lo largo del curso por estudiantes de seis a 16 años de tres colegios de cada una de las tres provincias, todos ellos públicos.

Es el arte puesto en marcha para que los alumnos desarrollen su capacidad de utilizar el lenguaje, pero también de trabajar en equipo y aumentar su capacidad crítica. "Se llega especialmente a los escolares que presentan dificultades para seguir los métodos tradicionales de enseñanza", coinciden los organizadores de Aprendiendo a través del arte.

Los artistas que colaboran con los profesores visitan las escuelas y trabajan con los niños una vez por semana en talleres que abarcan todas las disciplinas artísticas -pintura, fotografía, escultura, vídeo o música-.

Stevenson

Cada grupo elige el tema del currículo escolar que abordará con los intrumentos de expresión plástica: en el colegio Itxasoko Ama, de Santurtzi, por ejemplo, han jugado a comparar la tradición marinera de su pueblo con La isla del tesoro, de Stevenson, para elaborar al final un imaginativo cuaderno de bitácora con fotografías y dibujos.

En el colegio Amassorrain, de San Sebastián, la artista Maider López trabajó en el taller sobre la identidad, sugiriendo a los alumnos la creación de un autorretrato en una figurilla de barro y grandes figuras de papel. La experiencia fue satisfactoria para ambas partes. "Me gustaría que me recordaran como a la andereño que les enseño a hacer ranitas de papiroflexia", decía ayer en la presentación de la muestra.

El Guggenheim inició Aprendiendo a través del arte en 1998, con la colaboración del Gobierno vasco y la BBK. Estas actividades pedagógicas siguen el modelo, adaptado al sistema educativo vasco, del programa Learning Through Art, que desde hace más de 30 años trata de compensar la eliminación de las artes en las escuelas públicas de Nueva York por recortes presupuestarios.

La exposición estará abierta al público hasta el 6 de julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de junio de 2003