Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios grupos piden una autopsia del presunto terrorista muerto en Marruecos

Dos de los principales grupos de derechos humanos de Marruecos han pedido una investigación por la muerte bajo custodia de Abdelhaq Bentasir, del que las autoridades creen era el coordinador de cinco suicidas-bomba que detonaron sus cargas explosivas en Casablanca el mes pasado y que dejaron 31 personas muertas.

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos exigió ayer una investigación rápida y un análisis forense para determinar las causas de la muerte de Bentasir, de 30 años. Por su parte, la Organización Marroquí de Derechos Humanos, bajo la línea del partido socialista -que forma parte de la coalición de gobierno-, ha pedido una segunda opinión sobre la muerte del hombre. Las autoridades dicen que Bentasir había sido detenido dos días atrás, pero que había muerto camino al hospital antes de que concluyera su interrogatorio. El abogado del Estado, Mulay Abdelá Alaui, explicó que la autopsia reveló que Bentasir tenía antecedentes de problemas del corazón y del hígado que habrían causado su muerte. Según la asociación, la familia de Bentasir dijo que el hombre tenía muy buena salud y que fue detenido cinco días antes de la fecha que las autoridades marroquíes aseguran.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de junio de 2003