Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia afronta una difícil semana por la avalancha de huelgas

El Gobierno francés afronta a partir de hoy una de las semanas más difíciles desde que llegó al poder hace un año, con una avalancha de convocatorias de huelgas contra las reformas de las pensiones y de la descentralización de la educación.

A diez días de que comience el debate parlamentario sobre la reforma de las pensiones, el Gobierno conservador del primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, emprende esta semana una carrera de obstáculos en la conflictividad social, que tratará de desactivar por sectores.

Mano a mano con su colega de Interior, Nicolas Sarkozy, el titular de Educación Nacional, el filosofo Luc Ferry, intentará apaciguar el terreno minado de la enseñanza al recibir el lunes y el martes, por separado, a los sindicatos, que están en contra de la descentralización de la misma y de la reforma de las pensiones.

Ferry tiene previsto participar también hoy en una mesa redonda con los sindicatos para analizar el anteproyecto de ley de la reforma de las universidades, a las que pretende dotar de más autonomía, y cuyo debate en el Parlamento se ha aplazado hasta el próximo otoño, en un intento de frenar la conflictividad social que ha ido creciendo en las últimas semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003