ELECCIONES 25M | Comicios municipales en Cataluña

Joan Saura, satisfecho por la expansión de ICV fuera de Barcelona y su cinturón

Joan Saura hizo ayer una lectura optimista de los resultados obtenidos el domingo por ICV-EUiA, cuya subida más vistosa se registró en Barcelona, donde la lista de Imma Mayol logró cinco concejales, tres más que en 1999. La coalición contabiliza un total de 395 concejales en toda Cataluña, el número más alto desde su nacimiento.

El presidente de ICV admitió que la pérdida de alcaldías emblemáticas, como las de Rubí, Sant Vicenç dels Horts y, posiblemente, Molins de Rei (donde hay empate a concejales -ocho- con el PSC, aunque este partido ha sido el más votado) ha sido "un golpe" para la formación, pero se declaró satisfecho con el crecimiento "histórico" de ICV-EUiA fuera de Barcelona y el área metropolitana, donde hasta el momento se había concentrado el voto a esta fuerza.

Más información
CiU lanza una ofensiva sobre ERC para lograr su alianza en las autonómicas

"En general, la ciudadanía", interpretó el dirigente de ICV, "ha castigado a las alcaldías, sean del partido que sean". "Ha habido un cierto voto rebelde contra el poder o que ha querido quebrar las mayorías absolutas", añadió. Destacó, no obstante, los buenos resultados de la coalición en feudos como El Prat de Llobregat -pese a haber perdido Lluís Tejedor la mayoría absoluta- y Sant Feliu de Llobregat -donde los ecosocialistas han ganado en votos, pero han pasado de 10 a 7 ediles-, y se felicitó de haber sido ICV-EUiA la fuerza más votada en lugares donde irrumpe, como Palafrugell y Pallejà, amén de haber aumentado su presencia en Girona -dos concejales, uno más que en 1999- y Lleida -de uno a tres-, y subido en una docena de poblaciones.

Saura opinó que los resultados electorales demuestran el "fortalecimiento de la izquierda plural" y vaticinó que en otoño "el Gobierno de Cataluña será de izquierdas y plural". Subrayó que los comicios han marcado la tendencia a la baja de CiU y el PSC, el mantenimiento del PP -lo que, dijo, le ha sorprendido, pero lo explicó por "la movilización del voto conservador político de las generales"- y la subida de ERC e ICV-EUiA. Y si bien reconoció que las autonómicas pueden ser "más polarizadas" entre CiU y el PSC, se mostró confiado en el crecimiento de ICV-EUiA, porque representa "el voto transparente, de verdad, ético".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS