Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ribot juega con la danza y el arte en sus 'piezas distinguidas'

La bailarina interpreta todas sus obras en el Palacio de Velázquez

Un juego entre la danza, el arte visual y la performance. Así define La Ribot (Madrid, 1962) las 34 intervenciones que ha creado e interpretado en los últimos 10 años, piezas distinguidas que duran entre 30 segundos y 7 minutos. El Museo Nacional Reina Sofía y la Comunidad de Madrid han organizado tres funciones para que La Ribot presente durante tres horas todas sus obras en el Palacio de Velázquez del Retiro madrileño.

El espectáculo Panoramix, de La Ribot, tras su paso por la Tate Modern, de Londres, y antes de presentarse en el Pompidou, de París, ocupa el escenario singular del Palacio de Velázquez, en el interior del Retiro, hoy y mañana (18.30) y el domingo (15.00). La entrada es libre, pero hay que reservar la entrada en el 915 310 450 (Imantes Producciones). Un suelo de cartones, paredes con objetos diversos y público son los elementos que La Ribot utiliza para presentar sus obras, que en Panoramix ha reunido las realizadas desde los años noventa, con 13 piezas distinguidas, Más distinguidas y Still distinguished, un proyecto que quiere llegar al centenar y que vende a los "propietarios distinguidos" como si fuera una obra de arte. "Las concibo como piezas de arte conceptual, en una intersección de performance, arte visual y danza", declaró ayer La Ribot en la presentación de Panoramix. "Planteo situaciones con mi propio cuerpo desnudo, una serie de objetos pobres y baratos alrededor, el silencio o la música y el público que tiene su propio movimiento". "No pretendo provocar. Estar desnuda frente al público no me parece una provocación. Al estar desnuda soy más vulnerable, estoy más abierta, es una forma de ser más neutral, con un público más democrático, sin jerarquía entre el que actúa y el espectador".

Expolio en Irak

Por otra parte, el comité español del Consejo Internacional de Museos (ICOM) condenó ayer "la pasividad demostrada por parte de las fuerzas armadas de la coalición internacional a la hora de proteger los museos y yacimientos arqueológicos iraquíes ante las acciones de expolio" y solicita al Gobierno español que impulse el cumplimiento de los tratados sobre protección del patrimonio histórico artístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de mayo de 2003