Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Abusos en niños

En la sección Andalucía de este diario, firmada por Javier Arroyo, se ofrece el día 4 de mayo la noticia de que un estudio de la Universidad de Granada sostiene que el 23% de las niñas y el 10% de los niños han padecido abusos sexuales. El estudio, aún no finalizado, ha sido elaborado por el profesor José Cantón Duarte, que ha contado con la colaboración de 800 universitarios que han rellenado un cuestionario de manera confidencial y que este reportaje presenta como una primicia de investigaciones de este clase.

Pues bien, como miembro de una asociación que defiende los derechos del niño (Prodeni) deseo informar que hace siete años se realizó en España un estudio científico sobre la materia, concretamente en 1996 en la Universidad de Salamanca por el profesor Félix López, que es ya un clásico en la literatura científica mundial, junto a otros como el de D. Finkelhor, en EE UU (1994).

En el de Félix López los porcentajes de personas que han sufrido algún tipo de abuso sexual a lo largo de su infancia apuntan entre el 22,7% de las mujeres y el 15,2% de los varones, y en el de D. Finkelhor, entre un 20% para las mujeres y un 10% para los varones. Como se ve, cifras casi iguales a las expresadas por el estudio granadino, lo que viene a refrendar los anteriores trabajos conocidos. Quiero ello decir que, según lo expresado por Félix López en 1996, y ahora, siete años más tarde, por José Cantón, si aplicamos esos porcentajes a la población real andaluza entre 0 y 14 años, resulta que no menos de 250.000 niños y niñas en Andalucía padecen algún tipo de abuso sexual a lo largo de su infancia (29.000 en Granada; un millón en el conjunto de España), lo que nos debe causar un profundo escándalo.

Lo importante del trabajo de José Cantón es que vuelve a reiterar que la sociedad y las administraciones deben poner mucho más énfasis y medios en la prevención del abuso sexual en la infancia y en las medidas terapéuticas y de apoyo a las víctimas, así como en su tratamiento judicial, que hoy por hoy dejan bastante que desear. En ese sentido, Prodeni, como es bien conocido, viene desempeñando una importante labor tanto en la persecución de los delitos de abuso sexual como en el apoyo psicológico a las víctimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de mayo de 2003