Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat de Cataluña se niega a acoger a etarras en sus cárceles

Barcelona

La consejera de Justicia e Interior de la Generalitat de Cataluña, Núria de Gispert, declaró ayer a Europa Press que su Gobierno, que tiene traspasadas las competencias de prisiones, se ha negado a acoger en sus cárceles a presos de ETA, pese a la petición del Gobierno central. "No hemos querido. Nosotros tenemos competencias y somos dueños de nuestras prisiones", señaló De Gispert, quien añadió: "Han querido [el Gobierno central] que tuviéramos [etarras] en algún momento, pero dijimos claramente que no".

La consejera afirmó que ya hay "suficientes problemas" en las prisiones catalanas, "en un territorio pequeño en el que todo el mundo sabe que dependen de ti", como para albergar a presos de ETA.

Añadió que el Estado puede decidir entre 80 prisiones para "desperdigar" a este tipo de internos. "Nosotros no podemos aceptar que, cuando el Estado diga, seamos uno más. Si alguien no los quiere, que asuma las competencias de las prisiones" porque "no es ningún regalo" y supone una inversión "y unos recursos importantes", además de, en el caso de Cataluña, "una política penitenciaria muy equilibrada entre la custodia y la rehabilitación". "Si tenemos competencias, decidimos la gente que debe estar en nuestras prisiones", agregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 2003