GUERRA EN IRAK | La situación en Bagdad

Siete prisioneros de EE UU, hallados vivos al norte de Irak

Siete militares estadounidenses, detenidos como prisioneros de guerra por las fuerzas iraquíes, fueron hallados ayer vivos a un centenar de kilómetros al norte de Bagdad, anunció el Mando Central de EE UU en Qatar.

El comandante de las operaciones militares de la coalición en Irak, general Tommy Franks, explicó que estos militares fueron recuperados por marines durante su avance hacia Tikrit, el feudo de Sadam Husein y último bastión del régimen, gracias a la información que les pasó un civil iraquí.

"Van a caer muy pronto sobre los norteamericanos", dijo ese civil a los marines, que no tuvieron más que recoger a sus siete compatriotas que estaban al borde de la carretera por la que circulaban, abandonados por sus guardianes iraquíes, según aseguró el general Franks a la cadena Fox de televisión.

Más información
Los 'marines' afrontan pequeños focos de resistencia en la ciudad de Sadam

El Mando Central indicó que los soldados son Shoshana Johnson, Patrick Miller, Joseph Hudson, Edgar Hernández, James Riley, David Williams y Ronald Young, y que serán trasladados hasta Kuwait, para recibir atención médica. EE UU había declarado siete prisioneros de guerra, cinco de una compañía de mantenimiento que cayó en una emboscada cerca de Nasiriya el 23 de marzo y los dos tripulantes de un helicóptero Apache derribado el 24.

"Buenas noticias"

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"Tenemos buenas noticias, hemos recuperado ciertamente a siete americanos", confirmó el general Vincent Brooks en el cuartel general del comando central estadounidense. "De momento se encuentran bajo observación médica", añadió.

En una entrevista con la cadena de televisión norteamericana NBC, el secretario de Defensa de EE UU, Donald Rumsfeld, indicó que "dos de los recuperados se encuentran heridos de bala, pero que, en el fondo, todos están en buen estado de salud".

Sin embargo, una fuente militar reveló que el grupo fue "trasladado de urgencia a una unidad de tratamiento psicológico en Bagdad", debido al estado de choque en que fue hallado. Según el secretario de Defensa, ayer mismo se procedió a avisar a las familias de los siete soldados.

El hallazgo coincidió con la repatriación a Estados Unidos de la soldado Jesicca Lynch, de 19 años, liberada en una operación el 1 de abril, cuando se encontraba en un hospital de Nasiriya, gracias a la información de un civil iraquí. El general Franks dijo ayer que los "iraquíes de clase media" acuden "en gran número" a las tropas de ocupación para decirles que vayan a uno y otro lado de manera que sea últil para los norteamericanos, a los que ayuda a encontrar tanto soldados como arsenales de armas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS