El Partido Popular expulsa a cuatro concejales críticos con la dirección de Chiclana

El comité ejecutivo justifica la decisión en la necesidad de mantener la "unidad"

El comité ejecutivo del PP de Chiclana anunció ayer la apertura inmediata de un expediente disciplinario con la propuesta de expulsión de militancia de los cuatro concejales críticos con la dirección local popular y, especialmente, con la gestión de la presidenta y candidata a la alcaldía chiclanera, Rosario Mateos. El comité afirmó que se trata de una "dolorosa decisión" que se justifica en la necesidad de "garantizar la unidad del PP frente a los que sólo ayudan al PSOE".

Los concejales que perderán su condición de afiliados populares son el último candidato, José Antonio Ortega; el ex portavoz municipal Juan Antonio Moreno, Ana María Ruiz Serrano y Agustín Lucena. La reacción crítica de estos ediles se produjo a raíz de que Moreno presentase hace un mes su dimisión como portavoz en señal de protesta por su exclusión de las listas municipales.

Arrastrados por Moreno, cuatro de los seis concejales populares y nueve de los 14 miembros del comité local del PP se desmarcaron de la dirección popular y pidieron la marcha de la Rosario Mateos, a quien definieron como "una candidata incapaz, que no tiene el respaldo político de las bases, que practica una gestión sin transparencia y que está desarrollando una campaña ineficaz" a falta de mes y medio para los comicios.

Los críticos sostuvieron además que la candidata fue elegida por la dirección provincial del Partido Popular sin contar con la opinión del comité local.

El segundo desplante de los concejales díscolos se produjo en el último pleno municipal, celebrado el pasado 26 de marzo, en el que estos cuatro concejales denunciaron al inicio de la sesión, convocada de manera extraordinaria sobre la guerra de Irak, la "falta de requisitos democráticos internos" en la dirección local.

Tras este pronunciamiento, los ediles abandonaron el pleno y dejaron solos Rosario Matero y al también concejal Rafael Manzorro, que es el único que ha permanecido junto con la presidenta local.

La presidenta del PP andaluz, Teófila Martínez, confirmó ayer el expediente disciplinario a estos ediles, aunque relativizó las consecuencias de esta crisis al sostener que "no afectará" a los resultados electorales del PP en este municipio, donde gobierna con mayoría absoluta el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50