Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El poeta Raúl Rivero, condenado a 20 años de cárcel en Cuba por "actividades subversivas"

Duras sentencias de entre 10 a 27 años de cárcel para cerca de cuarenta disidentes

Los tribunales cubanos no tuvieron clemencia con el periodista y poeta Raúl Rivero. Como pedía el fiscal, el fundador de la agencia de noticias disidente Cuba Press fue condenado ayer a 20 años de cárcel por "realizar actividades subversivas encaminadas a afectar la independencia e integridad territorial de Cuba". A igual pena y por el mismo motivo fue sancionado su compañero Ricardo González, también periodista independiente, que se enfrentaba a una petición fiscal de cadena perpetua. Cerca de cuarenta disidentes fueron condenados ayer a penas que oscilan entre 10 y los 27 años de cárcel.

MÁS INFORMACIÓN

"Es una arbitrariedad. Su único crimen ha sido escribir la verdad y decir lo que piensa", dijo ayer Blanca Reyes, esposa de Rivero. Nada más conocer el fallo del tribunal, Reyes anunció que presentaría recurso de casación aunque no tiene ninguna esperanza de que esto sirva para algo. Rivero, de 57 años, es vicepresidente regional para la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y colaboraba regularmente con periódicos de Estados Unidos y Europa.

Durante la vista oral del juicio, celebrado el viernes en La Habana, Rivero fue acusado de trabajar para la revista digital Encuentros en la Red, así como para la SIP y Reporteros sin Fronteras, organizaciones que el fiscal calificó de "contrarrevolucionarias". Tanto Rivero como González negaron haber participado en ninguna "actividad conspirativa" con el jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, James Cason.

El Tribunal Provincial de La Habana también dio a conocer el fallo de la causa 351/03, contra los disidentes Osvaldo Alfonso, Héctor Palacios, Óscar Manuel Espinosa Chepe, Fernando Maseda, Marcelo Rodríguez y Marcelo López Bañobre. Palacios y Alfonso se enfrentaban a una petición fiscal de cadena perpetua, pero finalmente fueron condena-dos a 25 y 18 años de privación de libertad, respectivamente, mientras que las penas para el resto oscilaron entre 15 y 25 años de cárcel.

"Da igual que no les hayan querido aplicar cadena perpetua por temor al escándalo internacional. Lo cierto es que las sentencias son desproporcionadas, un verdadero crimen", afirmó Gisela Delgado, la esposa de Palacios. "Mi marido tiene 62 años y, como se imaginará, una condena de 25 años cárcel es igual que una de cadena perpetua", denunció Delgado.

La Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CDHRN), de Elizardo Sánchez, informó de que 14 tribunales de la Seguridad del Estado dictaron ayer "altísimas condenas de prisión, en juicios sumarísimos propios de estados de sitio o de guerra, contra decenas de pacíficos activistas de derechos humanos, periodistas independientes o simples disidentes".

Hasta el momento han sido juzgados más de 70 opositores, la mayoría detenidos en las redadas realizadas entre el pasado 18 y 21 de marzo en toda la isla. A más de la mitad de los 40 disidentes condenados ya se les impusieron penas de 20 años de privación de libertad, o superiores. La CDHRN dijo que, de momento, no se ha condenado a nadie a prisión perpetua, a pesar de que durante los juicios los fiscales pidieron 12 cadenas perpetuas.

La economista y ex prisionera política Martha Beatriz Roque, a quien se pedía la privación de libertad de por vida, fue condenada a 20 años de cárcel. En otro juicio, varios miembros del Movimiento Cristiano Liberación, que dirige Oswaldo Payá, el promotor del Proyecto Varela -iniciativa que reunió 11.000 firmas en apoyo a la convocatoria a un referéndum sobre el cambio político en Cuba-, fueron condenados a penas de entre 12 y 20 años de privación de libertad. Entre ellos se encuentran varios colaboradores de Payá, quien fue galardonado en diciembre con el premio Sajárov del Parlamento Europeo.

Al menos 25 periodistas independientes han sido procesados en los juicios sumarísimos realizados la semana pasada. Según fuentes de la oposición, "el objetivo de la ola represiva, justificada en la falsa acusación de la 'conspiración con Estados Unidos', ha sido destruir la disidencia y a la prensa independiente para que no levante la cabeza en décadas".

Ayer se siguió celebrando en La Habana el juicio contra el médico y opositor Óscar Elías Biscet, detenido en diciembre pasado, sólo tres meses después de haber salido en libertad, tras cumplir una sanción de tres años de cárcel por sedición.

Ahora la fiscalía pide 25 años de privación de libertad por "colaborar con el bloqueo, la guerra económica contra Cuba, la subversión y otras medidas similares encaminadas a menoscabar la independencia, integridad y soberanía del Estado cubano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de abril de 2003