Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fundador de Mensajeros de la Paz defiende que los gays adopten niños

El fundador de Mensajeros de la Paz, Ángel García Rodríguez, se mostró a favor de que las parejas homosexuales adopten niños, aunque, si tuviera que dejar que se adoptara a un sobrino suyo, prefiriría a las parejas heterosexuales, en primer lugar a las casadas por la Iglesia, después a las unidas por lo civil y, finalmente, las de gays y lesbianas. "Ser gay o lesbiana no es un pecado. La Iglesia no sólo debe respetar a otras religiones sino a otras formas de vivir", dijo el jueves durante una cena con informadores de la Asociación de Periodistas de Información Religiosa. También se mostró dispuesto a celebrar una misa por los homosexuales en cualquier iglesia de Madrid, aunque reconoció que hacerlo en el Día del Orgullo Gay el 28 de junio "puede ser entendido como no muy oportuno".

El padre Ángel, como se le conoce en el mundo de la solidaridad, fundó la ONG Mensajeros de la Paz en la diócesis de Oviedo a la que aún pertenece, bajo el amparo del cardenal Tarancón, cuando el futuro líder de la Iglesia española durante la transición era arzobispo de Oviedo, hace 40 años. La organización cuenta con 1.890 trabajadores de plantilla y con otros 3.000 voluntarios repartidos por varios continentes para atender a decenas de miles de niños y ancianos desamparados, amén de media docena de casas de acogida de de mujeres maltratadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de abril de 2003