GUERRA EN IRAK | Ataque a la red telefónica

Bagdad, sin comunicación

Las bombas destrozan las principales centrales telefónicas de la capital iraquí

La precisión de las bombas estadounidenses es un pobre consuelo para los residentes del barrio de Mansur, que ayer se vieron afectados por la destrucción de unas oficinas del Partido Baaz. Ocho personas resultaron muertas y 33 heridas. Se desconoce cuántos eran simples vecinos cuyas casas quedaron dañadas por el ataque, pero al menos dos de los ingresados en el hospital de Yarmuk eran niños. Este bombardeo, a plena luz del día, tardó en conocerse porque Bagdad se había quedado sin teléfonos en la madrugada, cuando la aviación angloestadounidense destruyó las cuatro principales centrales telefónicas. La lluvia de bombas siguió durante la noche y se escuchó una fuerte explosión en el área del Ministerio de Información.

Más información
"Oí el misil antes de que explotase"

Ataques contra Baaz

No obstante, los canales de la televisión continuaban emitiendo. "Lo que comenta todo el mundo es que emiten desde una furgoneta o un camión", comentaba un pequeño empresario. La televisión iraquí mostró imágenes de tres ciudadanos iraquíes acusados de identificar para la CIA objetivos gubernamentales y del Baaz. Hasta ahora no se han producido revueltas contra el régimen, sin embargo, la existencia de traidores matiza las palabras de Saad Ayib, el vecino afectado por la destrucción de la central de Al Alawiya: "Todos estamos con Sadam Husein".

Un avión FA-18 realiza vuelos de ataque sobre Irak.
Un avión FA-18 realiza vuelos de ataque sobre Irak.REUTERS
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ángeles Espinosa

Analista sobre asuntos del mundo árabe e islámico. Ex corresponsal en Dubái, Teherán, Bagdad, El Cairo y Beirut. Ha escrito 'El tiempo de las mujeres', 'El Reino del Desierto' y 'Días de Guerra'. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense (Madrid) y Máster en Relaciones Internacionales por SAIS (Washington DC).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS