_
_
_
_
GUERRA EN IRAK | Matanza de civiles

Un búnker protege a Sadam de un posible ataque nuclear

Karl Esser, el arquitecto alemán que diseñó uno de los principales búnkeres de Sadam Husein en Bagdad, manifestó ayer que el líder iraquí puede sobrevivir a cualquier ataque con bomba nuclear si se halla protegido por sus gruesos muros de metro y medio. "Puede resistir la onda expansiva de una bomba nuclear como la de Hiroshima si la detonación se produce a más de 250 metros de distancia", comentó el arquitecto que diseñó el búnker que está situado debajo del principal palacio presidencial de Sadam en la capital iraquí.

Las tropas de Estados Unidos encontrarían muchas dificultades para abrirse paso a través de las puertas de tres toneladas, que se fabricaron en Suiza. Un oficial retirado del antiguo Ejército yugoslavo, que había colaborado en la construcción de otros búnkeres, también declaró esta semana que los refugios eran impenetrables y podían resistir una bomba atómica. El búnker del palacio presidencial puede alojar a alrededor de 50 personas y dispone de dos túneles de escapada, uno de ellos con una salida de 200 metros que comunica con una ribera del río Tigris.

Más información
"Oí el misil antes de que explotase"

El refugio antinuclear fue construido entre los años 1982 y 1983 por la empresa alemana Boswau & Knauer, que se fusionó más tarde para fundar el grupo constructor Walter-Bau. Entonces el arquitecto Esser era un consultor para una firma de protección civil subvencionada por el Gobierno alemán y tenía su propia firma.

La construcción tuvo lugar en una época en la que las compañías occidentales podían suministrar legalmente armas y equipamientos al régimen de Sadam Husein durante la guerra que Irak libró contra Iran entre 1980 y 1988. En la entrevista de ayer, el arquitecto Esser recuerda que acompañó al presidente de Irak a una visita al búnker para explicarle sus características como un tanque de agua, un generador eléctrico, filtros de aire, un centro de mando y un sistema de protección electromagnético para proteger a los circuitos eléctricos del impacto de una explosión.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_