Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOTICIAS Y RODAJES

Juanjo Puigcorbé, Juan Echanove y Esther Cañadas, tres en la carretera

No te preocupes, que soy de Albacete", le dijo Esther Cañadas al cineasta Antonio del Real en Nueva York. El director se mostraba reticente a contratar a una top model para su comedia Trileros, y con esa frase ella quiso despejar dudas: sería una más. Y así dicen sus compañeros de reparto, Juanjo Puigcorbé y Juan Echanove, que se está comportando en esta roadmovie que se rueda estos días en Madrid y que se continuará en la Comunidad Valenciana, Cartagena, Girona y Perpiñán.

A Augusto (Juan Echanove), un taxista cornudo, y Julio (Juanjo Puigcorbé), un especialista de cine retirado, la vida les da un golpe de suerte cuando les encargan llevar un alijo de droga en un mercedes a Perpiñán a cambio de un millón de euros. En su viaje les acompaña el suegro de Augusto (Antonio Gamero), que habla con las farolas y dos prostitutas, Lola (Esther Cañadas) y Emma (Mariola Fuentes). La cosa se complica cuando les persigue la mafia. Pepe Sancho, Juan Imedio, Antonio Resines, Antonio Medina, Enrique del Pozo y el humorista de Cruz y Raya Juan Muñoz tienen pequeños papeles.

"Dentro de este friso de personajes yo soy quien tiene las ideas más claras. Soy la madre superiora de este grupo destrastre. Somos los peores criminales de la historia del crimen", contaba esta semana Echanove en un lujoso hotel de Madrid donde ese día rodaban. "Julio está la mitad del tiempo borracho y la mitad con resaca. Farda diciendo que se acostó con cinco estrellas cuando era especialista, pero es un iluso. Un superviviente", afirmó Puigcorbé. "Fue un impulso decidir hacer esta película", dijo Esther Cañadas. "Antonio me mandó el guión y me pareció muy divertido. Más aún sabiendo que trabajaban estos dos , aunque me imponían. Es gente que he admirado desde niña", confesó la modelo, quien sólo había tenido antes breves intervenciones cinematográficas en The Thomas Crown affair, con Pierce Brosnan, y Torrente 2, de Santiago Segura. "Vivimos en una sociedad de prejuicios y yo los tenía sobre una megamodelo. Me planteaba: ¿Sabrá trabajar? Pero el prejuicio lo perdí en la primera escena", subrayó Echanove ante una top agradecida por el mimo de todo el equipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de marzo de 2003