Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ROBERTO VELASCO | Catedrático de Economía Aplicada de la UPV

"Internet ha hecho más desigual el proceso de globalización"

Roberto Velasco, catedrático de Economía Aplicada de la UPV, ha acuñado una expresión que a él mismo le suena un poco fuerte: "El apartheid tecnologico". La "brecha" entre el Norte y el Sur en el mundo y en Europa, entre la comunidad blanca de EE UU y el resto, entre los mayores y los menores de 45 años en España es cada vez mayor. "Internet hace más desigual el proceso de globalización", aseguró ayer Velasco en Bilbao durante la presentación de su último libro, La economía digital. Del mito a la realidad (Editorial Tusquets). El catedrático comenzó en 1999 su trabajo, antes de la crisis de la burbuja tecnológica, con el objetivo de "desmitificar" la llamada nueva economía, que, como apuntó ayer, se desmitificó sola en el segundo semestre de 2000.

"El comercio electrónico es el gran desconocido de las 'pymes' españolas"

Velasco hace un repaso en su obra de lo que fue, lo que es y lo que supondrá Internet en la economía y en las empresas. Más allá de recalcar que la brecha entre ricos y pobres se acrecienta con las nuevas tecnologías, critica las "falacias y engaños" que, como "modernos vendedores de crecepelos", impulsaron analistas y ciertos empresarios digitales a finales de los años noventa. Su crítica a la nueva economía no es una crítica a Internet y sus posibilidades, que considera distintas de las que se han vendido. Para el profesor, la red es un nuevo episodio de la evolución tecnológica, pero no supone un salto tecnológico como representaron la máquina de vapor o la generación de electricidad. Así, cree que sus ventajas, especialmente centradas en el comercio electrónico complementario al tradicional, no se verán hasta dentro de 10 o 15 años. Velasco cita a un escritor alemán del siglo XIX, Johann Nestroy, para explicar lo que ha pasado: "Está en la naturaleza del progreso parecer mucho más grande de lo que realmente es".

Especialmente duro se muestra con los vendedores de "e-ilusionismo", donde se impulsó un "bola" en la que cayeron, "probablemente de forma defensiva", hasta los bancos. El profesor no se atreve a aventurar que fuera todo premeditado, pero sí que hubo quien lo impulsó y se benefició a sabiendas de que se estaba vendiendo humo.

Un análisis de la situación española lleva a Velasco a recalcar el gran retraso de este país. De acuerdo con un informe del Foro Económico Mundial de Davos, España ocupa el puesto 61 entre 82 países en gasto tecnológico siendo la décima potencia mundial. "Estamos a la cola de Europa con los griegos y los portugueses" con un 23% de usuarios de la red mayores de 14 años. La tasa de crecimiento anual es de un 25%. Estos datos llevan a Velasco a asegurar que el Plan Info XXI impulsado por el Gobierno central ha sido un "fracaso".

"El comercio electrónico es el gran desconocido de las pymes españolas", señala Velasco para reafirmar el poco éxito que la nueva economía tiene en la economía real española. Su tesis es que son precisamente este grupo de empresas las que se pueden beneficiar más de las ventajas que ofrece la red.

Pese a que el País Vasco se encuentra, junto a Madrid, Cataluña, La Rioja y Asturias, a la cabeza en conexiones a Internet en España, no cuenta con sedes de empresas tecnológicas. Velasco destaca que Madrid controla el 45% de las mismas y Barcelona el 30% y, si se observa el valor de lo producido, el 50% está en Madrid y el 25% en Cataluña. A este centralismo tecnológico Velasco no le encuentra un explicación, pero sí constata, a su entender, que sólo Madrid está en la media europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de marzo de 2003