AMENAZA DE GUERRA | El coste de la operación

Empresarios valencianos, hacia Bagdad

El despliegue de la máquina militar estadounidense en el golfo Pérsico coincide con el interés de una treintena de empresarios valencianos por aprovechar ofertas de negocio en Bagdad. El grupo de industriales y comerciantes ha solicitado apoyo oficial a la Generalitat Valenciana para organizar una misión comercial a Bagdad, prevista en abril, y bendecida por las autoridades iraquíes.

La iniciativa surgió a raíz de los oficios de un diputado autonómico socialista, Andrés Perelló, cuya relación con el Gobierno iraquí resulta a partir de una visita a las Cortes Valencianas, hace dos años, del rector de la Universidad de Bagdad.

Perelló viajó a Irak en diciembre con ocho empresarios valencianos, que apreciaron el calibre de las necesidades y la evidente riqueza del país, congelada a raíz del embargo comercial desde hace 12 años. La reducción del comercio internacional entre España e Irak en un 85% desde entonces ha tenido reflejo evidente en una región exportadora como la Comunidad Valenciana. A lo largo de 2002, las Cámaras de Comercio apenas recogen tres operaciones de venta de productos valencianos a Irak por un valor de 123 millones de euros.

José Ruiz, responsable de Colaboración Industrial España Irak, con sede en Marbella, organiza desde hace años misiones similares y sostiene que "es el momento" para establecer relaciones. Por un lado, "ahora, un dólar vale 2.500 dinares, pero hubo una época en que un dinar costaba tres dólares". Por otro, "la Administración iraquí es como la británica, muy profesional, y los ingenieros seguirán en su puesto cuando cambien los políticos".

Servicios de mantenimiento

Reynaldo Luján, responsable de una empresa especializada en maquinaria industrial "a la carta", está convencido de que "el campo comercial a explotar es bastante bueno". La recomposición del debilitado tejido empresarial iraquí requiere servicios de mantenimiento que las grandes multinacionales no están dispuestas a ofrecer, pero sí empresas como la suya. A Luján sólo le arredra "el asunto de la guerra".

Francisco Argente vende canalizaciones de agua, gas o electricidad "llave en mano" y se encuentra en un caso similar. "Hay mucho por hacer", asegura. Todas las compras iraquíes se ajustan al programa de Petróleo por Alimentos, controlado por la ONU. Una buena relación con las autoridades es clave para lograr contratos y, como dice Argente, "no hay riesgo de impagos".

Chawki Akouche, de origen libanés y representante de empresas de mármol y azulejos, recuerda la inmensa riqueza que atesora el subsuelo iraquí y comenta: "No olvidemos que Bagdad es una de las grandes ciudades históricas del mundo musulmán, hay que levantarla y se levantará".

Un portavoz de la Generalitat, en manos del PP, se limita a comentar de forma lacónica que unos empresarios han pedido audiencia la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de febrero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50