Fiat garantiza que mantendrá la opción de venta a General Motors

Los bancos piden al grupo que venda activos para salir de la crisis

El gigante automovilístico Fiat mantendrá invariados los acuerdos firmados en marzo de 2000 con General Motors (GM), que dejaron en manos del coloso estadounidense el 20% de Fiat Auto y la obligación de asumir el restante 80% a partir de enero de 2004. Los acreedores del grupo italiano no aceptan cancelar la opción de venta a los socios estadounidenses y recomiendan a la matriz que venda parte de sus activos.

El rechazo a la posibilidad de que Fiat pueda conservar esa parte de su negocio fue el principal resultado de la reunión mantenida ayer en Milán por los responsables de los cuatro principales bancos acreedores de Fiat y la cúpula del grupo.

Al encuentro, celebrado en Milán, asistió, además del presidente de Fiat, Paolo Fresco, su inminente sucesor, Umberto Agnelli, hermano menor de Gianni Agnelli, fallecido en enero pasado. De momento, las riendas de la crisis de Fiat vuelven a estar en manos de los banqueros, que ayer reiteraron su negativa a aportar nuevos fondos al grupo e insistieron en cambio en la venta de activos como el mejor camino para superar la crisis.

Hace una semana, el presidente Fresco explicó en una carta enviada a los dirigentes de los bancos Intesa-Bci, San Paolo-Imi, Capitalia y Unicredito cuál era la disyuntiva en la que se encontraba Fiat respecto a los lazos que la ligan a GM. "Las opciones son dos", indicaba Fresco, "mantener la alianza inmutable o aceptar una participación de GM en el aumento de capital del grupo", hasta un 30%, a cambio de anular la obligación de adquisición del 80% de Fiat Auto. Fresco solicitaba además una participación de los bancos en la recapitalización de Fiat.

Recurso a la prudencia

Los banqueros han optado por la prudencia y por mantener el derecho de compra, considerado a estas alturas como un salvavidas para el grupo italiano. En cuanto a aportar nuevos fondos, los institutos crediticios consideran que ya han hecho un esfuerzo gigantesco concediendo a Fiat el pasado verano 3.000 millones de euros.

La vía elegida por los banqueros es la venta de empresas del grupo, en concreto Fiat Avio (filial que fabrica componentes de avión) y de la aseguradora Toro. Sobre la mesa están las opciones de compra de Fiat Avio que han partido de la italiana Finmeccanica y de la francesa Snemca. Los banqueros habían reclamado un encuentro con la cúpula de Fiat inmediatamente después de la muerte de Giovanni Agnelli, el 24 de enero, sin que del Lingotto, sede del grupo, hubieran llegado señales de aceptación. La semana pasada, después de una serie de anuncios y desmentidos, el presidente de Capitalia, Cesare Geronzi, confirmó que la reunión se celebraría finalmente el sábado.

En un escueto comunicado, Fiat subrayaba ayer la validez "de los acuerdos de marzo de 2000 firmados con GM", en vista de que "los resultados industriales y económicos derivados de la alianza son relevantes y plenamente satisfactorios". GM estaba dispuesta a invertir hasta 1.700 millones de euros en Fiat a cambio de liberarse de la obligación de compra, pero reclamaba además Fiat Brasil y la filial en Asia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50