Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATENTADO TERRORISTA

Aznar apela a los "amigos socialistas" para derrotar codo con codo a ETA

El presidente del

Gobierno, José María Aznar, cambió ayer radicalmente el lenguaje habitual que utiliza para referirse a los socialistas y los calificó de "amigos y compañeros". Lo hizo en un mitin de precampaña en Arganda del Rey (Madrid) tras el asesinato de Joseba Pagazaurtundua y después de hablar por teléfono con el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien ratificó el compromiso que les une en el Pacto por la Libertad para acabar con ETA.

El atentado de Andoain condicionó totalmente el mitin de Aznar. No hubo música, desaparecieron los ataques previstos a la política territorial del PSOE y desde el principio se aludió a la situación vasca. Recordó a las personas amenazadas en Euskadi, como Pagazaurtundua, y señaló: "Allí donde más padecen y donde más sufren es donde son merecedores del mayor homenaje que se puede hacer nunca a un demócrata. Tienen que saber que todos los españoles estamos con ellos".

Las llamadas de teléfono entre dirigentes políticos se sucedieron durante todo el día. Por la tarde hablaron el secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos, y el responsable socialista en el Pacto Antiterrorista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quienes decidieron incorporar lo que se vaticina como una nueva campaña etarra a la agenda de la reunión que el citado pacto celebrará la próxima semana, así como acudir ambos partidos a la manifestación que hoy se celebra en Andoain. A la protesta se sumará el lehendakari, Juan José Ibarretxe, quien ayer llamó a la ciudadanía a participar en solidaridad con los socialistas vascos.

Llamada de la Casa Real

Zapatero, por su parte, habló con la hermana del fallecido, Maite, también militante socialista, y estuvo permanentemente informado de la situación de la víctima. El jefe de la Casa Real, Alberto Aza, llamó por indicación de los Reyes al líder de los socialistas vascos, Patxi López, para transmitir su solidaridad a la familia de Pagazaurtundua. El líder de IU, Gaspar Llamazares, condenó "sin paliativos" el atentado, como también lo hicieron el PNV, EA y Unidad Alavesa, que coincidieron en pedir la desaparición de ETA. La Fundación Víctimas del Terrorismo, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco, el movimiento Elkarri, Gesto por la Paz y la Asociación de Municipios Vascos exigieron el fin incondicional de la banda. El partido Aralar, surgido de una escisión en la suspendida Batasuna, "reprobó" el crimen y dijo que éste "debe tener una respuesta firme, unitaria y de diálogo".

[Por otra parte, el mitin de Aznar fue interrumpido, justo después de referirse al País Vasco, cuando un joven desde el público le espetó: "Señor Aznar, ¡no a la guerra!". Una parte del público reaccionó agresivamente contra el joven, que fue desalojado por los responsables de la seguridad. Cuando Aznar retomó su intervención dijo que en España hay libertad para expresarse, lo que no sucede en el Irak de Sadam Husein].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de febrero de 2003