Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft adaptará su sistema Passport a las normas sobre confidencialidad

La Unión Europea cerró ayer uno de los dos frentes abiertos contra el gigante informático Microsoft, después de que se comprometiera a realizar cambios "sustanciales" en su sistema de recogida de datos de los usuarios en Internet, el programa Passport, para hacerlo compatible con las normas comunitarias sobre protección de datos y confidencialidad. Y entretanto sigue en curso el complejo expediente sobre las supuestas prácticas monopolísticas y de abuso de posición dominante de la compañía que preside Bill Gates a través del sistema operativo Windows y de su programa de reproducción de imagen y sonido MediaPlayer.

La Unión Europea empezó a investigar a Microsoft hace más de un año porque consideraba que su programa Passport estaba violando las normas europeas que garantizan la confidencialidad de los ciudadanos que usan Internet. La investigación se ha llevado a cabo en concertación entre la Comisión Europea y las autoridades nacionales de los Estados miembros en materia de protección de datos.

Las autoridades norteamericanas también han investigado a Microsoft por el mismo problema, a raíz de las denuncias presentadas por varias asociaciones de consumidores. El caso se resolvió con un acuerdo en agosto del año pasado por el que el gigante informático norteamericano se comprometió a reforzar el sistema de transferencia de datos personales en Internet y a ofrecer información más clara del programa a los usuarios.

Cambios sustanciales

El Passport es un sistema de autentificación on line que permite a Microsoft registrar automáticamente informaciones privadas de los usuarios de Internet, bien a través de su correo electrónico o del rastro que van dejando cuando acceden a una página web mientras navegan por la Red para hacer compras o transacciones electrónicas. Esto permite a los navegantes entrar en los diferentes sitios sin tener que introducir la contraseña, por ejemplo.

Al final se ha llegado a un acuerdo por el que Microsoft se compromete a introducir "cambios sustanciales" en su sistema de autentificación para ajustarlo a la legislación europea junto a otra serie de medidas que deberán respetarse en la producción de nuevos programas para garantizar la protección de los internautas. "Los datos de los usuarios estarán ahora mejor protegidos", según el comisario europeo de Mercado Interior, Frits Bolkestein.

En la práctica, estos cambios permitirán a los navegantes en Internet seleccionar qué datos están dispuestos a entregar cada vez que realizan una operación y bajo qué condiciones serán tratados por Microsoft. El nuevo programa estará disponible antes de 18 meses, según indicó la compañía. Precisamente ayer, Bill Gates presentó durante una conferencia celebrada en Bruselas su nuevo programa de comunicación para Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 2003